15.30 - El Papa se reúne con niños de campos de refugiados

Francisco les pide que "no dejen nunca que el pasado les determine la vida"

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 730 hits

Tras la visita a la Gruta de la Natividad, el Francisco se ha dirigido a su encuentro con niños refugiados de los centros de Dheisheh, Aida y Beit Jibrin en el Phoenix Center. A su llegada, a las 15.30 hora local de este domingo 25 de mayo, el Santo Padre ha sido recibido en la entrada por dos niñas vestidas con trajes típicos y le han entregado unas flores.

Ya en el salón, donde los niños estaban reunidos sujentando carteles pidiendo libertad y paz, el Papa hablando en español y con traducción simultánea al árabe les ha deseado que estén bien de salud, ellos y sus familias. "Estoy muy contento de visitarlos, veo que ustedes en el corazón tienen muchas cosas y ojala en Buen Dios conceda todo lo que están deseando", ha dicho el Pontífice.

Uno de los niños ha leído unas palabras en árabe, explicando al Papa la situación que ellos están viviendo. Y concluyó su intervención diciendo en italiano "Querido papa Francisco. Somos los hijos de la Palestina, desde hace 66 años nuestros padres sufren la ocupación. Hemos abierto nuestros ojos bajo esta ocupación". Asimismo ha manifestado el deseo de "decir al mundo basta sufrimientos y humillaciones".

A continuación llegaron los cantos de los niños, primero en italiano, después en árabe.

Para concluir el encuentro, el Papa les ha agradecido los cantos, "muy bellos, cantan muy bien" y ha agradecido las palabras del niño que ha sido portavoz. Francisco les ha indicado que leyendo los carteles "comprendo lo que ustedes están diciendo, el mensaje que me están dando. No dejen nunca que el pasado les determine la vida. Miren siempre adelante. Trabajen y luchen por lograr las cosas que ustedes quieren. Pero sepan una cosa, que la violencia no se vence con la violencia. La violencia se vence con la paz. Con la paz, con el trabajo, con la dignidad de llevar la patria adelante. Muchas gracias por haberme recibido. Y pido a Dios que los bendiga. Y a ustedes les pido que recen por mí. Muchas gracias".

Finalmente les ha saludado brevemente y ha dejado el centro para finalizar su visita a Palestina y dirigirse a Tel Aviv (Israel) en helicóptero, donde continuará su peregrinación en Tierra Santa.