Abrirse a la novedad que trae Jesús

Invitación del papa durante la homilía de la Vigilia Pascual

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 2180 hits

Anoche, en la vigilia más importante de los cristianos, el papa Francisco celebró la Resurrección de Jesús en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, a la que acudieron fieles y peregrinos de todo el mundo.

Fue también ocasión para que administrara los sacramentos de iniciación a cuatro adultos, provenientes de Albania, Estados Unidos, Italia y Grecia.

Durante su homilìa, el santo padre recordó que a pesar de la tristeza y la pena que permanecía en sus primeros discípulos, entre ellas las mujeres que fueron primero al sepulcro, en todos ellos "permanecía el amor". A pesar del tiempo nuevo que ya se percibía, ellos, al igual que hoy, no se pararon ante la tumba de un difunto, sino que comprendieron que debían dejarse sorprender por las sorpresas de Dios, porque "Él nos sorprende siempre".

El cristiano, continuò el papa, no debe cerrarse a las novedades que Dios trae a sus vidas, tampoco debe resignarse, porque "no hay situaciones que Dios no pueda cambiar, no hay pecado que no pueda perdonar si nos abrimos a él". 

Así como en las primeras mujeres de la escena de la resurrección, ya nada será como antes en la vida del cristiano, porque "Jesús no ha muerto, ha resucitado, es el Viviente (..) Jesús ya no es del pasado, sino que vive en el presente y está proyectado hacia el futuro, es el «hoy» eterno de Dios".

Esto es, enfatizó, "La novedad de Dios (..) la victoria sobre el pecado, sobre el mal, sobre la muerte, sobre todo lo que oprime la vida, y le da un rostro menos humano". 

Ante las dificultades que se encuentran en la vida diaria, el papa hizo una invitación kerygmática, en clave de nueva evangelización: "Acepta entonces que Jesús Resucitado entre en tu vida, acógelo como amigo, con confianza: ¡Él es la vida!" 

Al finalizar, volvió a la escena del sepulcro vacío, donde las mujeres "se encuentran con la novedad de Dios: Jesús ha resucitado, es el Viviente". Y allí mismo, se conmueven ante aquellos hombres de vestidos resplandecientes que les dicen: "Recuerden cómo les habló estando todavía en Galilea... Y recordaron sus palabras» (Lc 24,6.8)".

De este modo, Francisco invocó a todos los cristianos a "hacer memoria" de lo que Dios ha hecho por cada uno, porque esto "abre el corazón de par en par a la esperanza para el futuro. Aprendamos a hacer memoria de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas".

Para leer la homilía del papa: http://www.zenit.org/es/articles/no-perder-la-confianza-en-dios