Afganistán: Que se conozca a Cristo en la zona de guerra

Habla el capellán del ejército británico en el país asiático

| 1324 hits

LONDRES, miércoles 14 diciembre 2011 (ZENIT.org).- Los jóvenes soldados que están sirviendo en Afganistán quieren saber más sobre la fe católica, gracias a una organización internacional comprometida con la difusión de la fe.

En respuesta a un capellán del ejército británico, el padre David Smith, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha provisto de libros sobre la fe católica y tarjetas de oración para ayudar al cuidado pastoral de cuatrocientas personas que conforman el personal de servicio.

El padre Smith, que sirve en en la provincia de Helmand con el segundo batallón del Regimiento Mercian, describió su llegada a Afganistán, donde se dio cuenta de que en las fuerzas armadas se quiere saber más de su fe.

Cuando se puso en contacto con AIN, la organización respondió enviando tarjetas de oración y copias del Youcat, el nuevo catecismo para jóvenes de la Iglesia Católica, que la organización ayudó a publicar.

Estos recursos han permitido al capellán dar clases de catecismo, cada viernes por la noche, seguidas del rezo del rosario y de la bendición con Jesús Eucaristía.

En un mensaje a AIN, el padre Smith, que es el único capellán católico de la principal base de operaciones del ejército de Reino Unido en la Provincia de Helmand, el campamento bastión, dijo: “Hay un anhelo real de conocer más la religión católica”.

Destacando que la mayoría de los soldados de Reino Unido completan su servicio militar, y vuelven a la vida civil antes de llegar a la edad de 25 años, dijo: “Muchos de esos jóvenes se han sentido defraudados por el sistema educativo católico, y han dejado estas escuelas sin ni siquiera saber qué es el santísimo sacramento. No es de extrañar que muchos de ellos hayan dejado de practicar. Así que decidí hacer algo”.

El padre Smith informó de que las tres ramas del ejército --la terrestre, la marina y la aviación- tienen capellanes católicos trabajando junto al personal de servicio.

Comentó que “se celebran los sacramentos, se da catequesis y se ofrece ayuda y apoyo a nuestros jóvenes, que están realizando un trabajo muy exigente al servicio de su país. Sólo en Afganistán en este momento”. El capellán celebra la misa todos los días y tres veces los domingos.

Además de cuidar a los soldados católicos, el padre Smith ofrece cuidado pastoral a todos los contratistas civiles que trabajan junto a los militares.

El padre Smith expresó su gratitud a la fundación pontificia por su ayuda en su trabajo pastoral: “Gracias AIN por su apoyo a nuestros jóvenes soldados que están realizando su servicio en circunstancias muy difíciles” y pidió a los lectores de la entrevista que recen por los capellanes militares y por el personal de servicio.