"Ahora es cuando tenemos que evangelizar más con la música"

Entrevista con la cantautora paraguaya Silvia Mariella

| 1994 hits

Por José Antonio Varela Vidal

ROMA, Lunes 21 mayo 2012 (ZENIT.org).- La música es gran transmisor de contenidos, de alegría, y es arte a la vez. Entre las estrategias de la nueva evangelización, la música va a ser una herramienta fundamental para alcanzar nuevos públicos, o para llenar de entusiasmo y esperanza a los creyentes en sus momentos de prueba y de incertidumbre.

ZENIT conversó con la cantautora paraguaya Silvia Mariella, quien como parte de una peregrinación en Grecia, Tierra Santa y Roma, cantó en un concierto organizado días atrás por la embajada del Paraguay ante la Santa Sede. 

¿Qué importancia le ves a la música, en el llamado del papa a la nueva evangelización?
- Silvia Mariella: Cuando uno lee la palabra de Dios, uno encuentra en el Antiguo Testamento los salmos, y ve que el pueblo de Israel es un pueblo que canta, que alaba, que danza. Y aquellos que conocen la cultura judía pueden entender más aún, que es un pueblo que manifiesta su alegría y su tristeza a través de los cantos. Jesús cantaba los salmos, leemos que al salir de la última cena cantaba los salmos. La música es un elemento muy importante dentro de la evangelización ya que si uno pregunta a alguien si le gusta la música..., yo todavía no he escuchado a alguien que te diga que no. Puede ser que los estilos sean diferentes, pero la música eleva el alma, llena, consuela. Y dentro de la evangelización lo mas importante no es la musica, sino la palabra de Dios hecha canción, que pueda llegar al alma. La música es muy importante para la evangelización porque podemos evangelizar a niños, jóvenes y familias, y es una herramienta que se puede utilizar muy bien en la nueva evangelización.

Hemos visto que transmites unas enseñanzas dentro de los conciertos, ¿esto es un estilo nuevo en los cantantes católicos, no?
- Silvia Mariella: Jesús dijo vayan y proclamen la buena nueva a toda la creación. Y podemos entonar mucha música pero es muy importante la prédica, aunque ya la música es una predicación, estamos llamados a proclamar el evangelio, a anunciar la buena nueva. Queremos que la gente entienda que no son simples espectadores; y justamente cuando predicamos queremos que se entienda que Dios quiere hacer algo en sus vidas a través de la música, que Dios no quiere que estén allí para dar un aplauso, sino quiere hacer algo en sus corazones, por eso tratamos de que entiendan el mensaje que trae la canción.

Como compositora, ¿cuáles son los temas que te inspiran actualmente?
- Silvia Mariella: La mayor fuente de inspiración es la Biblia. Allí sabes que no te vas a equivocar, porque la palabra no se equivoca. Y ahora quiero escribir sobre el amor a la vida. Hay mucha gente triste, demasiada gente deprimida, mucha gente en el mundo entero que está acabando con su vida. También quisiera escribir más sobre la familia, porque me preocupa y veo que los jóvenes van perdiendo los valores. La gente está demasiado encerrada --los medios son buenos siempre que se los use con el sano equilibrio--, pero sin darnos cuenta también el enemigo es muy astuto y quiere que cada uno se encierre con su computadora, con su Facebook... Pienso que tenemos que anunciar muchas cosas, ahora es cuando más tenemos que evangelizar.

Acabas de llegar de Tierra Santa y ahora en Roma, ¿en estos lugares te has sentido inspirada a escribir algo?
- Silvia Mariella: Es increíble, porque estuve también en Grecia y es muy linda, pero allí las piedras no hablan. En cambio en Tierra Santa, hay piedras y ruinas y todo te habla de Dios, de su presencia. Me he sentido llamada al compromiso, por todo lo que hay que hacer, a estudiar más... Hubieron situaciones que me tocaron vivir, como la fiesta de un niño judío cuando cumplió los 13 años, el Bar-Mitzvá. Y pude ver la alegría, cómo cantan y danzan; y veía a la mamá del niño cómo danzaba y cantaba y en ese momento imaginaba a la Virgen María, y pensaba que así debe haber danzado ella cuando Jesús cumplió 13 años. Tierra Santa me ha inspirado canciones de alabanza, que lleven a animar al pueblo, como esa música judía, hebrea, que es música de Dios.

¿Y aquí en Roma, en el Vaticano?
- Silvia Mariella: Aquí sobretodo, el amor a la iglesia, y el poder recordar que esta es la iglesia de Cristo y que sobre esta piedra él edificó su iglesia. Aquí hubo algo que me inspiró, y fue cuando visité la Basílica de san Pablo y vi las cadenas que lo ataron: habrán cadenas pero nada nos tiene que detener. Me inspira la carta de Pablo a los Filipenses: "Mis cadenas han hecho progresar el evangelio", y Dios quiera que pueda hacer una canción sobre eso.