AICA: 57 años al servicio de la Iglesia

Cumpleaños de la agencia informativa de la Iglesia argentina

Buenos Aires, (Zenit.org) Redacción | 507 hits

El 11 de junio de 1956 ingresó en el universo de las comunicaciones sociales la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA), que el Episcopado acababa de fundar en asamblea plenaria. A 57 años de aquel alumbramiento subsisten las razones que le dieron origen. 

Un poco de historia

Los hechos trágicos ocurridos un año antes de la fundación de AICA --relata la agencia--, dieron la señal de alarma: los católicos estaban inermes cuando la Iglesia era escarnecida en sus prelados y dirigentes seglares, los templos incendiados, el clero amenazado. No poseían voz, no contaban con un medio idóneo para difundir su verdad, estaban a merced de las olas de un mar artificialmente agitado. 

El modestísimo boletín gráfico semanal de noticias enviado por correo postal de los primeros tiempos con que AICA se hacía presente en las mesas de redacción de los grandes medios, fue el inicio. Hoy alcanza el número 2.947, que son también las semanas que transcurrieron desde aquel 11 de junio de 1956. 

Vino después el servicio diario por teletipo y luego por telex; el enlace con agencias nacionales que multiplicaban la noticia católica y la edición de la primera guía eclesiástica. 

Obispos y dirigentes seglares, párrocos, rectores de iglesias, colegios, congregaciones religiosas o simples particulares, se interesaban cada día más por la tarea de AICA, sea para recibir sus servicios tanto como para valerse de ellos para difundir sus particulares actividades. Esa mecánica fue en constante aumento. Ya no era necesario hacer escuela; la amalgama entre proveedores de noticias en sazón y la agencia católica era perfecta; el aumento de suscriptores al boletín primero y los nuevos servicios informativos que AICA fue incorporando después, encontraron eco en los ambientes eclesiásticos y civiles. 

La Agencia fue agregando otros subsidios, como los ya clásicos AICA-DOC, que a la fecha alcanzan la edición número 714. Aquí AICA resultó pionera, pues recién ahora los grandes periódicos que no daban íntegramente los documentos de largo aliento (textos papales, cartas pastorales, declaraciones, etc.) lo hacen hoy a través de Internet. 

Las guías eclesiásticas que AICA compuso y editó, sucesivamente ampliadas y mejoradas, dieron pie al catálogo en vigencia desde 2010 con 1.130 nutridas páginas y su actualización de 2012. 

También es de contabilizar la serie de boletines propios de determinadas instituciones católicas que periódicamenteAICA incluye en su despacho semanal como anexos, y un largo etcétera de logros que sería fastidioso consignar. 

Los fines están claramente presentes, los medios tecnológicos pertenecen a la última generación, el personal periodístico, técnico y administrativo está consustanciado con "la buena noticia" que es el pan de cada día. 

"Gratifica que AICA --afirma la agencia- haya alcanzado el plano de notoriedad nacional e internacional de que hoy goza, lo que significa que estos 57 años no han transcurrido en vano". 

La actualidad

Creada por la Conferencia Episcopal como una obra de la Iglesia en la Argentina, cumple actualmente con esta función emitiendo por internet un servicio diario de noticias católicas que cubren acontecimientos nacionales e internacionales, una síntesis que se envía diariamente a más de 145.000 direcciones de correo electrónico y numerosos lectores distribuyen por sus propios medios la información que reciben. 

Otros servicios son el mencionado boletín de noticias enviado por correo postal; los documentos completos de la Santa Sede, del Episcopado y de otros organismos de la Iglesia; el santoral, la liturgia y las efemérides del día. Su sitio web (www.aica.org), tiene más de 3.000.000 de visitantes anuales, y ha sido renovado totalmente a partir de mediados del año pasado. Contiene miles de datos y documentos archivados. Las noticias se actualizan varias veces al día, según vayan sucediendo y se han incorporado noticias en video de los canales H20 y Rome Reports. 

Desde la página web de AICA los usuarios pueden compartir en las redes sociales las noticias que consideren interesantes. Con su página en Facebook y su portal en Twitter, AICA agrega un potencial universo de más de 750.000 personas a las cuales llegar con la “Buena Noticia”. 

"Existe aún mucho por hacer, muchos frentes para cubrir --afirma la agencia--. Como una continua expansión para llegar adonde todavía la noticia católica se da por cuentagotas; el ojo atento a los recursos que la ciencia y la técnica proponen día a día para un trabajo más abarcador. Por otro lado, insistir en la toma de conciencia por parte del Pueblo de Dios sobre la trascendencia de los medios de comunicación social y el consiguiente conocimiento de que un medio de difusión es tan importante como un seminario, como una obra de caridad, como un templo". 

57 años después del 11 de junio de 1956, las necesidades son las mismas; los medios, mayores. "Se impone no quedarse detenido en el tiempo, innovar, crecer para servir mejor a la difusión del Evangelio, que es el programa de vida de los hijos de Dios", afirma AICA. 

En consonancia con el Pastor de la Iglesia universal y con los obispos, bajo la protección de la Virgen de Luján que preside la sede, AICA reitera una vez más "su firme propósito de no defraudar a quienes echaron los cimientos de una función moderna, infaltable en todo plan pastoral, a los que la continuaron y mejoraron, a los que rezan para que subsista en medio del vendaval que hoy arrasa con las mejores intenciones si éstas no cuentan con los medios materiales para concretarlas".