AIF refuerza su colaboración internacional

La Autoridad de Información Financiera firma protocolos de Entendimiento con Reino Unido, Francia, Malta, Rumania, Polonia y Perú

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 671 hits

La Autoridad de Información Financiera (AIF), organismo de Inteligencia Financiera de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano, ha formalizado su cooperación bilateral con el Reino Unido, Francia, Malta, Rumania, Polonia y Perú. La firma ha tenido lugar durante la Plenaria del  Egmont Group celebrada en Perú. Los Protocolos han sido firmados por el director del AIF, René Bruelhart, con las Unidades de Información Financieras de los seis países.

El Protocolo de actuación (Memorandum of Understanding – MOU) es una praxis estándar que formaliza la cooperación y el intercambio de información financiera entre las autoridades competentes de los países implicados, con el fin de contrastar a nivel internacional el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo. Los Protocolos están redactados sobre la base del modelo predispuesto del Egmont Group, la organización mundial de la Unidad de Información Financiera, y contiene cláusulas de reciprocidad, confidencialidad y la información sobre los usos permitidos.

"Haciéndose miembro del Egmont Group el año pasado, la AIF ha dado un paso de gran importancia en el reforzar de la cooperación internacional de la Santa Sede en el compromiso global para combatir el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo", ha declarado René Bruelhart. Asimismo, especifica que "la firma de estos últimos Protocolos de Entendimiento demuestra que estamos agrandando continuamente nuestra red de colaboración, lo que hará más fácil nuestros esfuerzos conjuntos".

La AIF pasó a ser miembro del Egmont Group en el mes de julio del 2013 y ya ha firmado Protocolos de Entendimiento con las unidades de Información Financiera de Australia, Bélgica, Chipre, Alemania, Italia, Holanda, Eslovenia, España y Estados Unidos. La AIF es la autoridad competente de la Santa Sede y del Estado Ciudad del Vaticano para la lucha contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, instituida en el 2010.