Aliados presionaron a Pío XII para que guardara silencio ante los nazis

Descubiertos documentos británicos y estadounidenses

| 3735 hits

ROMA, viernes 13 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Estados Unidos y Gran Bretaña presionaron a Pío XII para que guardara silencio ante la brutalidad nazi con el objetivo que evitar que su protesta tuviera otras consecuencias, según revelan documentos hasta ahora inéditos.

Los textos han sido descubiertos por la fundación Pave the Way, fundada por el estadounidense judío Gary Krupp, quien considera que a la luz de estas revelaciones pueden comprenderse mejor las circunstancias en las que actuó el papa Eugenio Pacelli.

Entre los documentos, aparecidos en los archivos de los Estados Unidos, se encuentra la correspondencia entre el representante británico ante la Santa Sede, sir D'Arcy Osborne, y Myron Taylor, representante del presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt ante el Vaticano.

En la misiva, firmada por Franklin C. Gowen, asistente de Taylor, el 7 de noviembre de 1944, a las 12.45, se explica que D'Arcy Osborne "llamó y dijo que tenía miedo de que el Santo Padre lanzara un llamamiento por radio a favor de los judíos de Hungría y que en su llamamiento criticara el que lo que los rusos están haciendo en los territorios ocupados".

"Sir D'Arcy dijo que habría que hacer algo para imponerse al Papa y lograr que no lo hiciera, pues esto tendría repercusiones políticas muy graves", añade el diplomático estadounidense.

Documentos destruidos

"Otro documento sobre la ayuda a los refugiados judíos afirma con claridad que la carta debía ser destruida para evitar que cayera en las manos de los enemigos", ha explicado Krupp en un comunicado enviado a ZENIT.

En una carta dirigida por D'Arcy Osborne el 20 de abril de 1944 a Harold Tittman, asistente de Myron Taylor, el representante británico ante el Vaticano pide destruir documentos enviados para ayudar a a organizaciones estadounidenses judías, pues podría poner en peligro la vida de quienes los han entregado, y en concreto menciona el peligro que corre un sacerdote de nombre "Benedetto".

Gary Krupp ha explicado que "este gesto fue aplicado comúnmente durante la guerra y todavía hay algunos críticos que parecen no comprender que es el motivo por el que tantas órdenes escritas fueron destruidas".

Ha participado en el hallazgo de estos documentos Ronald Rychlak, profesor de Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de Mississippi, y autor de libros sobre Pío XII.

Otros documentos

Por su parte, Dimitri Cavalli, periodista, investigador y colaborador de la fundación Pave the Way, ha encontrado documentos sumamente significativos de la agencia internacional JTA (Jewish Telegraph Agency).

Un despacho de agencia, del 28 de junio de 1943, informaba las denuncias de Radio Vaticano sobre el trato que estaban recibiendo los judíos en Francia.



Cavalli ha encontrado el número publicado el 19 de mayo de 1940 por la revista Jewish Chronicle, de B'nai B'rith (asociación judía de acción social) en la que Pío XII aparece en la portada y cuyo artículo revela cómo el papa estaba contratando a profesores judíos que habían sido expulsados de las instituciones italianas por las leyes raciales de Benito Mussolini.

La JTA el 15 de enero de 1943 informaba sobre la respuesta que ofreció el cardenal Pierre-Marie Gerlier, arzobispo de Lyón, a las autoridades nazis que ofrecieron dejar en paz a la Iglesia católica si se callaba ante el trato que sufrían los judíos.

El cardenal respondió al comandante nazi: "usted no sabe que el Santo Padre (el papa Pío XII) ha condenado las leyes antisemitas y todas las medidas antijudías". Con esta frase, concluyó la cita.

La revista judía "Advocate" del 5 de febrero de 1943 publicó este titular: "Cardenal húngaro ataca las teorías raciales", en referencia al duro discurso pronunciado por el cardenal Jusztinián Györg Serédi, O.S.B., arzobispo de Esztergom-Budapest.

El pronunciamiento, que recibió eco en Radio Vaticano, condenó con fuerza las teorías raciales nazis y pidió que Hungría proteja a "todos los que están amenazados a causa de sus creencias o raza".

En la misma página puede leerse un artículo breve en el que se explicaba cómo Mussolini estaba haciendo menos duras las leyes raciales con el objetivo de retomar relaciones con el Vaticano.

El Jewish Chronicle de Londres, del 9 de septiembre de 1942, informaba que Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de la Alemania nazi, imprimió diez millones de panfletos en varios idiomas, que fueron distribuidos en Europa y América Latina, condenando a Pío XII por su posición de pro-judía.

Gary Krupp aclara a ZENIT que estos documentos no son más que una gota en el mar de las 46 mil páginas de artículos informativos, documentos originales, material de investigación, y testimonios oculares que confirman la obra de ayuda de Pío XII a los judíos y que han sido publicados por la Fundación Pave the Way.

Este material, así como vídeos con testimonios históricos puede consultarse en www.PTWF.org

Por Jesús Colina