Alumno de una escuela salesiana asesinado en los ataques en Egipto

Abanob Karam tenía 18 años

| 2177 hits

ROMA, miércoles 11 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Entre las víctimas de los ataques perpetrados el pasado sábado contra dos iglesias de Egipto (cfr. ZENIT, 10 de mayo de 2011), está también Abanob Karam, un joven de 18 años que frecuentaba el Instituto Técnico Salesiano del Cairo.


Lo ha contado a ZENIT el padre Pier Giorgio Gianazza, misionero salesiano en Belén, transmitiendo un mensaje enviado por el director de la comunidad salesiana de la capital egipcia, don Renzo Leonarduzzi.

El sábado 7 de mayo, Abanob Karam “volvió como siempre a casa después de la escuela. Su casa está en Munira – Imbaba”, escribió el padre Gianazza.

“Cuando llegó a casa se dio cuenta de que había problemas en la iglesia vecina, San Minas, dejó su mochila y salió nuevamente de casa para defender su iglesia, a pesar de que su madre le había insistido en que no saliese, porque ser demasiado peligroso”.

Junto al joven había algunos compañeros de escuela que viven en la misma zona. “Estaban asaltando la iglesia un grupo de salafistas que, como excusa, acusaban a los cristianos de esconder en la iglesia a una chica cristiana que se habría hecho musulmana”, prosiguió el misionero salesiano en Belén.

“Hacia las siete y media, estando Abanob fuera de la iglesia, un disparo le atravesó la cabeza. Los compañeros intentaron socorrerlo inútilmente”.

La escuela salesiana es frecuentada por 700 alumnos de los que 450 son cristianos y 250 musulmanes. El clima “siempre ha sido tranquilo, sin tensiones particulares, incluso entre los chicos ha habido siempre amistades verdaderas y profundas”.

Ya que los alumnos están muy afectados por lo sucedido, el lunes se reunieron en la sala multimedia para expresar sus sentimientos. Han hablado también los profesores, incluso los de árabe y Corán.
“Todos han insistido que ambas religiones rechazan la violencia, están basadas en el amor, en la misericordia y en la paz, y quien realiza este tipo de gestos no puede llamarse cristianos ni musulmán”, indica el mensaje de los responsables de la escuela.

El próximo jueves se celebrará una misa en sufragio de Abanob, en presencia de todos los alumnos.
“La situación en la escuela está bajo control, pero la situación del país es muy tensa, y es muy difícil hacer previsiones optimistas”, confesó el padre Renzo Leonarduzzi.

“Los cristianos están bajo continua presión y acoso y por desgracia, como ya sucedía antes, los órganos competentes llegan siempre cuando el juego ha terminado, arrestando de buena gana a los cristianos obligándoles a 'hacer las paces' con la otra parte, impidiendo así cualquier petición de indemnización y de justicia”.

Abanob Karam era alumno de tercer curso del Instituto profesional de Industria y Artesanía, y se estaba preparando para los exámenes de habilitación como electricista. Nació el 6 de octubre de 1992. El año pasado perdió a su padre, y ahora estudiaba para ayudar a su madre y a sus hermanos.