Anglicanos y católicos mantienen un diálogo sobre María

Obispo confirma la necesidad de profundizar en la doctrina

| 2364 hits

LONDRES, viernes 11 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- Ya que los líderes anglicanos y católicos han avanzado en el diálogo de las diferencias religiosas, se está intentando analizar en profundidad el papel de María, madre de Dios.

El pasado miércoles, el obispo auxiliar de Westminster, monseñor George Stack, se dirigió a la Iglesia de Inglaterra durante su sínodo general con este tema. Hizo referencia en particular al reportaje de 2005 “María, Gracia y Esperanza en Jesucristo”, realizado por la Comisión Internacional Anglicana-Católica Romana (ARCIC).

El prelado subrayó la importancia de este tema en el proceso de diálogo, destacando lo que el Papa Juan Pablo II escribió en "Ut Unum Sint" que, “la Virgen María, como Madre de Dios e Icono de la Iglesia […] es una de las áreas que necesitan un estudio más completo antes de alcanzar un verdadero consenso de fe”



El obispo también recordó que este tema ya fue abordado en la declaración del ARCIC sobre la autoridad en la Iglesia en 1981.

Monseñor Stack observó que “el hecho de que María encontrara un lugar en los campos teológicos e históricos del documento sobre la autoridad, y no sólo en la literatura devocional, es una indicación de su importante papel en la comprensión de cómo la salvación conseguida por Jesucristo se comunica a cada persona y también a la comunidad de la Iglesia en su conjunto”

Monseñor Stack subrayó la necesidad de usar “las herramientas de lenguaje bíblico, métodos teológicos e incluso la vida devocional para poder entender como la vida de fe de la Iglesia se moldea gracias a nuestra comprensión del lugar de María en el misterio de la fe, la acción salvífica de Jesús su Hijo”.

Admitió que : “a veces puede parecer que las doctrinas de la Inmaculada Concepción y la Asunción de María falsean o malinterpretan el papel de Jesús como único mediador entre Dios y la raza humana”.

“Un ejemplo de esta distorsión puede venir del desarrollo de un teología que la sitúa como intercesora al lado de su Hijo”.

El prelado añadió que “el grado en que estos dogmas y sus enseñanzas de la virginidad, de no tener pecado original y de la obediencia en la vida de María han afectado a la consideración del papel de la mujer en la vida de la Iglesia mencionada en por la Comisión de Fe y Orden, y necesita que se analice en el contexto histórico en el que los dogmas fueron proclamados”

“Estas preguntas planteadas por un estudio sobre María, Gracia y Esperanza en Cristo, son igualmente legítimas tanto para los católicos como para los Anglicanos por el análisis y la explicación de estas dos doctrinas sobre Nuestra Señora y la luz que estas aportan a su vida y al entero drama de la Salvación como se vive ya así en la Iglesia”, afirmó.

Monseñor Stack añadió que este debate “es incluso más importante a raíz del anuncio de la pasada semana de que la tercera fase del diálogo del ARCIC comenzará en mayo con el tema “La Iglesia como Comunión –Local y Universal”.