Año de la astronomía: oportunidad de diálogo entre fe y ciencia

Monseñor Gianfranco Ravasi habla sobre Darwin y Galileo

| 2123 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 13 de octubre de 2009 (ZENIT.org) Al presentarse esta mañana la exposición Astrum 2009, con motivo del Año Internacional de la Astronomía que se realizará a partir del 16 de octubre en los Museos Vaticanos, eran casi inevitables las preguntas respecto a la supuesta oposición entre la fe y la ciencia, especialmente del caso de Galileo Galilei.

El presidente del Pontificio Consejo para la cultura, monseñor Gianfranco Ravasi, respondió a varios periodistas sobre la cuestión del histórico juicio a Galileo.

Monseñor Ravasi afirmó que “es justo volver a considerar el tribunal de la historia como un componente de diálogo entre la ciencia y la fe”

Sin embrgo, indicó que para ello es importante “reconocer los errores de una y de otra parte” pero que a la vez, no siempre “se debe tener abierto este tribunal”, sino que más bien “se debe mirar al futuro”.

El prelado mostró su satisfacción por los frutos que han dado algunos eventos durante el Año Internacional de la astronomía, como el congreso “El Caso de Galileo: Una relectura histórica, filosófica y teológica”, que se llevó a cabo en Florencia del 26 al 30 de mayo pasado, y en el cual se establecieron varios diálogos entre científicos e historiadores creyentes y agnósticos

¿Y Darwin?

Aprovechando el tema de la fe y la ciencia, se preguntó también si la Iglesia ha tenido en cuenta la celebración de los 200 años de nacimiento de Charles Darwin, autor de la teoría de la evolución de las especies.

Monseñor Ravasi recordó el congreso que se realizó del 2 al 7 de marzo en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma denominado "Evolución biológica, hechos y teorías" en el que “debatiron teólogos y filósofos”

El presidente del Pontificio Consejo para la Cultura aseguró que este encuentro “ha mostrado claramente que es posible sobre este tema, hacer un diálogo muy fecundo” y recordó que había expertos en temas evolutivos que “eran muy creyentes”.

Aclaró que, contrario a Galileo, Darwin no fue juzgado por la Iglesia “probablemente porque era un autor protestante”, dijo el prelado.

Recordó el monseñor Ravasi que la encíclica Umani Generis de Pío XII, publicada en 1950 sobre algunas falsas opiniones contra la doctrina católica. Este texto está considerado “como una especie de línea de relación entre fe y ciencia” y “tiene un párrafo que pide disponibilidad de consideración en el campo científico”.

Reiteró que el problema viene cuando “el evolucionismo quiere interpretar todos los fenómenos” o cuando se usa la “la doctrina fundamental como sistema científico. Cuando se hacen estas desviaciones del camino correcto viene el problema”, aclaró.

[Por Carmen Elena Villa]