Año Sacerdotal: Miles de sacerdotes en torno a Benedicto XVI

El cardenal Hummes dirige un mensaje a los sacerdotes ante el fin del Año Sacerdotal

| 2666 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 15 de abril de 2010 (ZENIT.org).- El cardenal Cláudio Hummes exhorta a los sacerdotes católicos de todo el mundo a movilizarse y a ir a Roma -en miles- para clausurar en torno a Benedicto XVI el Año Sacerdotal, en las celebraciones del 9 al 11 de junio de 2010.

En un mensaje con fecha del 12 de abril para preparar la conclusión del Año Sacerdotal, el prefecto de la Congregación para el Clero se refiere a los ataques contra el Papa a propósito del escándalo de la pedofilia.

“Las acusaciones contra él son evidentemente injustas y se ha demostrado que nadie ha hecho tanto como Benedicto XVI para condenar y combatir correctamente esos crímenes”, afirma.

“Por eso, la presencia masiva de presbíteros en la plaza con el Papa será una fuerte señal de nuestro decidido rechazo a los injustos ataques de los que es víctima. Así pues, venid también para apoyar públicamente al Santo Padre”, añade.

“Se trata de ofrecer a nuestro amadísimo Papa Benedicto XVI nuestra solidaridad y nuestro apoyo, nuestra confianza y nuestra comunión incondicional ante los frecuentes ataques que se dirigen contra su Persona en el momento actual en el ámbito de las decisiones acerca de los clérigos que han incurrido en delitos sexuales contra menores”, precisa el arzobispo brasileño.

Las celebraciones de clausura del Año Sacerdotal también proporcionarán a los sacerdotes la oportunidad de ser “confirmados” en su misión, según el cardenal.

“No rechacéis la fuerte y cordial invitación del Santo Padre -exhorta-. Venid y Dios os bendecirá”.

“El Papa quiere confirmar a los presbíteros de la Iglesia -explica-. Vuestra numerosa presencia en la Plaza de San Pedro llegará a ser una forma manifiesta y responsable de los presbíteros de presentarse, dispuestos y sin intimidaciones, para el servicio a la humanidad que Jesucristo os ha entregado”.

“Vuestra presencia visible en la plaza será una proclamación, ante el mundo actual, de vuestro envío a este mundo, no para condenarlo sino para salvarlo -destaca-. En tal contexto, también el gran número tendrá un significado especial”.

Finalmente, indica que “la conclusión del Año Sacerdotal no será un final, sino más bien un nuevo inicio”.

“Nosotros – el Pueblo de Dios y los pastores – queremos dar gracias al Señor por este tiempo privilegiado de oración y de reflexión sobre el sacerdocio”, subraya.

“Al mismo tiempo, nos proponemos estar siempre más atentos a todo aquello que el Espíritu Santo quiere comunicarnos”, continúa.

Y añade: “Mientras tanto, volveremos al ejercicio de nuestra misión en la Iglesia y en el mundo, con renovada alegría y con el convencimiento de que Dios, Señor de la historia, permanece con nosotros en los momentos de crisis y en los nuevos tiempos”.

El mensaje completo del cardenal Hummes se encuentra en la sección Documentos.