Antología sobre nación y magisterio pontificio

Un sacerdote recoge 380 textos de los papas en un volumen

| 660 hits

BARCELONA, 4 de junio de 2008 (ZENIT.org).- Tras un trabajo de más de cincuenta años de investigación, el sacerdote Antoni M. Oriol Tataret (1928), profesor emérito de teología moral social en la Facultad de Teología de Cataluña y en la Facultad de Teología de Vitoria, ha recogido, en 380 textos, seleccionados a partir de un estudio de 750, el pensamiento del magisterio pontifico, desde Pío XI hasta Juan Pablo II, sobre la nación.



El libro ha sido escrito en catalán, patrocinado por la Fundació Dr. Albert Bonet y publicado por la editorial Proa (www.proa.cat).  Lo prologa el cardenal Paul Poupard, en su etapa de presidente del Consejo Pontificio para la Cultura.

"Como guía segura para una reflexión en torno a la Nación y su cultura, don Oriol ha elaborado esta estupenda antología de textos titulada Nació i Magisteri Pontifici en el volumen que, hoy, tengo el honor de presentar. Mi agradecimiento más cordial al profesor por esta labor realizada con meticulosidad i precisión, que constituirá un precioso instrumento de trabajo y una fuente de inspiración en el momento histórico que estamos atravesando", afirma el cardenal francés. 

"La nación, como expresión peculiar de la vida social del hombre, tiene un lugar importante en los planes salvadores de Dios", añade el purpurado, quien apela al documento del Consejo Pontificio para la Cultura titulado Para una pastoral de la cultura en el que se "distingue claramente" entre un "nacionalismo excluyente, cargado de desprecio y de aversión hacia otras naciones y culturales" y "un legítimo amor y servicio, privilegiado pero no exclusivo, a la propia nación o país". 
 
El autor explica a Zenit que el objetivo de esta compilación es "ayudar a reflexionar sobre la vida y la proyección nacional". La razón de este estudio es doble: objetiva, a partir de "la importancia histórica, antropológica y ética de la nación en la modernidad" y referencial, a partir del hecho de que "el magisterio ha dedicado una atención prolongada y creciente (ya casi secular) al tema".  

"Todos los pueblos --afirma el autor-- también los pequeños que no tienen una estructura política, tenemos algo que decir sobre nuestra realidad y destino". 
 
Este presbítero de la diócesis de Vic constata que "la Iglesia universal se realiza existencialmente en las culturas y en las naciones, donde se convierte en particular, no en el sentido de particularizada y por ende mutilada sino en el sentido teológico de esta palabra, que subraya la constitutiva vocación de encarnación que le es propia".  

Entre otras afirmaciones del magisterio, Oriol resalta las cuatro siguientes: "Hay un lugar para un justo moderado y temperado nacionalismo, asociado a todas las virtudes" (Pío XI); "La vida nacional es derecho y honor de un pueblo, y se puede y debe promover" (Pío XII); "A ninguna nación le es lícito realizar cualquier cosa que oprima injustamente a las otras" (Juan XXIII); "Los derechos de las naciones no son otra cosa que los derechos humanos considerados en el específico nivel de la vida comunitaria" (Juan Pablo II). 

Por Miriam Díez i Bosch