Anunciar el Evangelio con una sola voz refuerza nuestro testimonio

El santo padre recibe a la delegación ortodoxa del patriarcado ecuménico de Constantinopla, presente en Roma por la solemnidad de san Pedro y Pablo

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 969 hits

El santo padre ha recibido esta mañana en audiencia a la delegación del patriarcado ecuménico de Constantinopla, presente en Roma por la tradicional visita por la solemnidad de santos Pedro y Pablo. La delegación enviada por Bartolomeo I está guiada por Ioannis (Zizioulas), metropolita de Pérgamo, co-presidente de la comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa; acompañado por el obispo de Sinope Athenagoras (Peckstadt), asistente del metropolita de Bélgica, y de la arquimandira Padre Prodromos Xenakis, vicesecretario del santo sínodo eparquial de la Iglesia de Creta.

El santo padre en su discurso ha señalado: "Vuestra presencia en esta circunstancia es el signo de la profunda unión que une en la fe, en la esperanza y en la caridad, la Iglesia de Constantinopla y la Iglesia de Roma". Ha recordado que este intercambio de delegaciones por las fiestas patronales que comenzó en 1969 y que "el encuentro fraterno es parte esencial del camino hacia la unidad". El papa Francisco ha agradecido nuevamente a su santidad Bartolomeo I su presencia en la celebración del inicio de su ministerio como obispo de Roma.

Así mismo, el papa ha mencionado que "la búsqueda de la unidad entre cristianos es una urgencia a la cual, hoy más que nunca, no podemos escapar". En este mundo sediento de verdad, amor, esperanza, paz y unidad "es importante para nuestro testimonio, poder finalmente anunciar a una sola voz la buena noticia del Evangelio y celebrar juntos los Divinos Misterio de nuestra vida en Cristo" ha afirmado Francisco.  Así mismo ha señalado que la unidad es un don de Dios por la que se debe rezar incesantemente pero "a todos nosotros nos corresponde la tarea de preparar las condiciones, de cultivar el terreno del corazón, para que esta gracia extraordinaria sea acogida".

Ha señalado que la labor de la comisión mixta internacional para el diálogo teológico, co-presidida por el metropolita Ioannis y por el cardenal Kurt Koch, es "una contribución fundamental a la búsqueda de la plena comunión entre católicos y ortodoxos".

Del mismo modo, el santo padre ha recordado sobre la labor conjunta de diálogo: "No se trata de un mero ejercicio teórico, sino de conocer a fondo las tradiciones recíprocas para comprenderlas y en ocasiones también, para aprender de ellas". Como por ejemplo sobre "la reflexión de la Iglesia católica sobre el sentido de la colegialidad episcopal y a la tradición de la sinodalidad, tan típicas de las Iglesias ortodoxas".

El papa Francisco ha manifestado además su confianza, en que el esfuerzo de reflexión común dará frutos a su debido tiempo. También ha exhortado a "no tener miedo del encuentro y del verdadero diálogo".