Argentina, arzobispo señala pretensión ideológica del Estado en Educación

El arzobispo de La Plata, Héctor Aguer advierte que institutos católicos sufren presión en materias impuestas como: 'Salud y Adolescencia', 'Educación Sexual', 'Construcción de Ciudadanía'

Roma, (Zenit.org) Redacción | 602 hits

"En la actualidad muchos expertos hablan de una grave decadencia de la educación argentina en su conjunto. No parece una exageración; es una verdad indiscutible". Son palabras de monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata y presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica durante su reflexión televisiva semanal en el programa "Claves para un Mundo Mejor".

El prelado explicó que no iba a referirse a soluciones porque eso escapa "estrictamente" a su "competencia" pero que sí lo haría "a los problemas que hoy afectan a la educación católica, los problemas que tenemos en nuestros colegios".

A propósito de la formación integral que se desea ofrecer en las escuelas, monseñor Aguer afirmó que le preocupa "la presión que desde el Estado se ejerce acerca de los contenidos, los diseños curriculares, los contenidos curriculares de diversas materias que se han impuesto recientemente, como 'Salud y Adolescencia', 'Educación Sexual', 'Construcción de Ciudadanía'".

De esta forma, advirtió que "el Estado pretende que nosotros, en el subsistema educativo de la Iglesia, introduzcamos una orientación ideológica en muchos aspectos contraria a la visión cristiana del hombre y del mundo de de la moral que, siguiendo al Evangelio, la Iglesia nos enseña", denunció el prelado.

Tal y como comentó en el programa, el arzobispo de La Plata indicó que en la Provincia de Buenos Aires pudo hablar el tema con las autoridades y cree "haber encontrado en ellas comprensión" y que la Constitución de esa Provincia, sancionada en 1994, "dice que los chicos bonaerenses deberán recibir una educación integral, con sentido trascendente y según los principios de la moral cristiana, respetando la libertad de conciencia. Pero esta definición no suele ser tenida en cuenta" dijo. Añadió además "que muchas de las disposiciones que el Gobierno Nacional establece, pasando por sobre la jurisdicción provincial, son anticonstitucionales y menoscaban la libertad de la Iglesia, y la libertad de enseñanza".

Por otro lado, el prelado observó que el Estado, en distintas jurisdicciones, hace aportes a la educación católica, como a otras escuelas privadas. "Esos aportes son de 40 por ciento, 60 por ciento, 80 por ciento o 100 por ciento del costo de la planta funcional, es decir los directivos y los docentes. Yo le decía a las autoridades provinciales: si en lugar del 100 por ciento, todos nuestros colegios recibieran el 150 por ciento de esos aportes, nuestros colegios serían gratuitos, no tendrían que cobrar ninguna cuota y por añadidura el Gobierno Provincial ahorraría plata, porque les saldría mucho más barato que todas sus escuelas juntas", explicó monseñor Aguer.

De este modo, el arzobispo quiso recordar que la Iglesia ofrece "un servicio, el mejor posible, a la sociedad argentina, en este momento en que el conjunto de la educación es objeto de críticas muy severas por parte de aquellos que entienden de estas cosas".

Para finalizar, monseñor Aguer subrayó que en La Plata se está promoviendo "la creación de colegios en la periferia, en los barrios más pobres, donde a veces hay pocas escuelas estatales o éstas dejan tanto que desear que los padres de familia nos reclaman que nosotros nos lancemos a afrontar las dificultades y riesgo que implica abrir nuevas escuelas".