Argentina, cientos de miles de devotos festejaron a la Inmaculada Concepción

Miles peregrinaron a Luján y no faltaron los gauchos. En tantas ciudades misa y procesión

| 1400 hits

Por H. Sergio Mora

ROMA, lunes 10 diciembre 2012 (ZENIT.org).- Ciento de miles de devotos participaron el 8 de diciembre en Argentina, día feriado, en peregrinaciones, actividades y visitas a santuarios en honor de la Inmaculada Concepción.

El evento principal fue la peregrinación al santuario de Nuestra Señora de Luján patrona de Argentina, invocación que la pequeña imagen de la Inmaculada tomó cuando en modo prodigioso manifestó querer quedarse en ese lugar.

La peregrinación más numerosa fue organizada por la Sociedad de Peregrinos a Pie a la Basílica de Nuestra Señora de Luján y partió de la basílica de San José de Flores, a unos 60 kilómetros del santuario, después de una misa por los 108 años de la asociación. La caminata partió bajo el lema: “Reconstruyamos la familia como madre, para que los jóvenes y niños no tengan furia ni tristeza en sus miradas”.

Hacia la madrugada del 8 se registró el mayor flujo de llegadas, en un país en el que el verano invita a los peregrinos a caminar durante la noche. Si bien llegaron también en autobuses, autos e incluso los gauchos a caballo con su saludo “Ave María Purísima” y la respuesta “Sin pecado concebida”.

Para permitir la veneración de la imagen de la Virgen de Luján al numeroso público, la misma fue bajada desde su camarín y puesta en el altar de la basílica.

En la catedral de Buenos Aires se realizó una vigilia de la Inmaculada que inició el viernes y concluyó en sábado con la misa de las 5,30 de la mañana, en el marco del Año de la Fe, con el lema “María, maestra de la fe, con vos rezamos a Jesús”.

Entre las iniciativas se registró la décimoctava posta atlética Luján-Junín, con el lema “Sí a la vida, no al aborto”. Participaron unos treinta atletas que desde Junín salen a media noche haciendo una maratón y después de asistir a la misa de las 5 de la mañana regresan con la posta.

En el santuario basílica de Nuestra Señora de Itatí, en Corrientes, el viernes se realizó un festival con artistas y el sábado después de las misas fue la procesión con la imagen y un cortejo con antorchas.

Se realizaron también eventos similares en varias ciudades y localidades, entre las que se destacaron las de Itá Ibaté, Concepción, Gualeguaychú, Reconquista, Salta, Santa Rosa y Zárate-Campana, San Nicolás y en las más de ochenta iglesias dedicadas a Ella.

Otra invocación de la Inmaculada del país sudamericano es el de la Virgen del Valle, en Catamarca; y la Virgen "Desata Nudos" en el barrio porteño de Agronomía, donde --indicó la agencia de noticias AICA- el cardenal Jorge Bergoglio presidió la misa central y hubo procesión por las calles.

El purpurado también estuvo en la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, en la villa 21-24, de Barracas donde visitó a los vecinos e impartió el sacramento de la iniciación cristiana a un grupo de adultos. Allí se realizó además una caravana con la imagen de María por las calles y los pasillos del asentamiento.

Suele haber también una procesión náutica, que entretanto este año fue suspendida por problemas de navegabilidad.