Argentina: Los obispos advierten de las implicaciones de la reforma del Código Civil

Hacen público un mensaje analizando el proyecto de ley que debate el Congreso

| 1456 hits

BUENOS AIRES, jueves 23 agosto 2012 (ZENIT.org).- Los obispos participantes en la 162 reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), celebrada del 21 al 23 de agosto, dieron a conocer hoy un mensaje titulado: “El Código Civil y nuestro estilo de vida”.

La 162 Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina, que preside el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, analizó en su reunión las implicaciones que traerá la reforma al Código Civil, cuyo proyecto de ley comenzó a debatir una Comisión Bilateral en el Congreso de la Nación.

“Vemos que en la reforma, los derechos de los adultos están por encima de los derechos de los chicos”, dijo a la prensa el director de la Oficina de Prensa, presbítero Jorge Oesterheld.

El sacerdote transmitió la preocupación de los obispos por algunos puntos de la iniciativa, sobre todo los referidos a “la protección de la familia y de la vida por nacer”.

En el documento, los obispos argentinos advierten sobre el cambio del Código Civil y señalan que si se aprueba el proyecto sin modificaciones “algunos seres humanos en gestación no tendrán derecho a ser llamados 'personas'; se legitimará, por un lado, la promoción del 'alquiler de vientres' que cosifica a la mujer y por otro, el congelar embriones humanos por tiempo indeterminado, pudiendo ser éstos descartados o utilizados con fines comerciales y de investigación. Los lazos afectivos matrimoniales quedarán debilitados y desvalorizados”.

“El modelo de familia proyectado por estas normas expresa una tendencia individualista y se opone a los criterios evangélicos y también a valores sociales fundamentales, como la estabilidad, el compromiso por el otro, el don sincero de sí, la fidelidad, el respeto a la vida propia y ajena, los deberes de los padres y los derechos de los niños”, afirman los obispos.

“Queremos una sociedad en la cual se fomenten los vínculos estables y en donde se dé prioridad a la protección de los niños y de los más indefensos. Los deseos de los adultos, aunque parezcan legítimos, no pueden imponerse a los derechos esenciales de los niños. Como adultos, tenemos más obligaciones que derechos. Es necesario que reconozcamos y demos protección jurídica a toda vida humana desde la concepción, y que recordemos que no todo lo científicamente posible es éticamente aceptable”, subrayan.

Los obispos hacen un llamamiento a los cristianos a dar testimonio personal y comunitario de su fe ante las reformas propuestas “que interpelan fuertemente a la Iglesia”.

Hacen un llamamiento especial a los legisladores “para que asuman en plenitud sus responsabilidades, estudien a fondo las reformas propuestas, sean fieles a la herencia y a las tradiciones patrias y estén abiertos a escuchar todas las voces que tienen algo que decir al respecto” y “no dejen de escuchar a la voz de su conciencia, evitando que las legítimas pertenencias partidarias los lleven a votar en contra o al margen de aquella”.

El texto del completo del mensaje se puede leer en: http://www.zenit.org/article-42960?l=spanish.

Así mismo, se informó que monseñor José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), tenía previsto participar en el debate que se lleva a cabo en la Comisión Bicameral del Congreso de la Nación, con el propósito de ofrecer las aportaciones del Episcopado a la reforma del Código Civil. Estaría acompañado por el presbítero Andrés Tello Cornejo, secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Salud.