Argentina: Monseñor Mario Poli asume como arzobispo de Buenos Aires

Sucede al cardenal Bergoglio

Buenos Aires, (Zenit.org) Redacción | 773 hits

En un acto multitudinario realizado en la Plaza de Mayo, frente a la catedral metropolitana, monseñor Mario Aurelio Poli asumió este sábado 20 como arzobispo de Buenos Aires y sucesor del cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco, en una misa concelebrada por más de 60 obispos y unos doscientos sacerdotes en el altar levantado en las escalinatas del templo mayor de Buenos Aires. 

Tal como informa la agencia católica argentina AICA, la celebración comenzó en el interior de la iglesia catedral, donde el prelado fue recibido por los obispos, sacerdotes, diáconos y seminaristas. El administrador arquidiocesano, monseñor Joaquín Sucunza, le presentó el crucifijo, para que el primer acto en el Templo sea una expresión de fe en Jesús, que el nuevo arzobispo materializó besando la cruz.

Seguidamente, se le entregó la llave de la catedral, y acompañado por los obispos auxiliares y el rector de la catedral, llegó hasta el presbiterio, en donde lo esperaban los miembros del episcopado argentino. De inmediato, tras una visita al Santísimo, el nuncio apostólico Mons. Emil Paul Tscherrig, hizo una breve plegaria por el nuevo arzobispo, quien luego saludó a la Santísima Virgen en su advocación de Nuestra Señora del Buen Aire con el canto de la Salve Regina. Luego besó la reliquia de San Martín de Tours, patrono de la Arquidiócesis y de la ciudad de Buenos Aires. 

Revestido ya con los ornamentos sagrados, se dirigió en procesión hasta el frente de la catedral donde comenzó la celebración eucarística. 

La misa fue iniciada por el nuncio apostólico, quien comenzó con unas palabras de bienvenida y saludó al primado como representante del Papa, quien, aseguró "nos acompaña desde Roma". Luego entregó al canciller del arzobispado, monseñor Fernando Rissotto, para su lectura, el documento por el que autoriza la toma de posesión de monseñor Poli.(Texto completo de las palabras del Nuncio Apostólico

El momento culminante fue cuando monseñor Poli se sentó -en medio del repique de campanas, en la “cátedra arzobispal”, que por única vez se trasladó desde el interior del templo mayor hasta el altar levantado frente a la Plaza de Mayo. 

En tanto, el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza, transmitió el saludo de cercanía de obispos, sacerdotes, laicos y “con especial énfasis” de los enfermos, los que sufren y los que están detenidos en las cárceles, quienes ofrecieron sus oraciones y sufrimientos por el ministerio del nuevo arzobispo. (Palabras de Mons. Sucunza

Luego expresaron su comunión filial al nuevo arzobispo los sacerdotes Emilio Riamonde y Mariano Rodríguez, los religiosos Emilio Andrada y Eduardo Rozas, las monjas Leonor y Cecilia, la consagrada Karina Ledesma, los laicos Javier Castello, Ramona Mantilla y César Mele, los jóvenes Tomás Persino y Rocío Santa Cruz, y los niños Tomás Koch y Julieta Calebibich. 

El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou asistió en representación de la presidenta Cristina Fernández, quien está en Venezuela, y estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el ministro del Interior, Florencio Randazzo, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; el director general de culto católico, Luis Saguier Fonrouge y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, entre otros. 

También asistieron el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, la vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal, el secretario general Marcos Peña, y otros funcionarios y diputados de la Ciudad.

La homilía completa del arzobispo Poli puede leerse aquí