Asesinados dos sacerdotes jesuitas en Moscú

Los padres Otto Messmer y Víctor Betancourt, de origen ecuatoriano

| 1221 hits

MOSCÚ/ROMA, miércoles 29 de octubre de 2008 (ZENIT.org).- Dos sacerdotes jesuitas, uno de ellos de origen ecuatoriano, han sido asesinados en Moscú, según ha confirmado la curia general de la Compañía de Jesús.

"El padre Víctor Betancourt, jesuita de Ecuador que trabajaba en el Instituto de Filosofía, Teología e Historia 'Santo Tomás' de Moscú ha sido asesinado en el domicilio de la comunidad el sábado 25 de octubre por la noche", confirma la orden religiosa.

"Al reentrar a la comunidad el lunes por la tarde día 27, después de un viaje al extranjero, el padre Otto Messmer, superior de la Región Rusa, ha sido asesinado en el mismo lugar", sigue diciendo.

"Al percibir su ausencia durante estos días, un compañero jesuita se dirigió al domicilio de la comunidad el martes 28 y se encontró con los cuerpos sin vida y con evidentes signos de violencia. Motivo por el que dio parte a la policía", añade. 

"En estos momentos la policía desarrolla su investigación y no excluye ninguna hipótesis", explica la curia general de los jesuitas. 

El padre Otto Messmer, ciudadano ruso, nació el 14 de julio de 1961 en Karaganda (Kazajstán), en el seno de una familia profundamente católica de origen alemán.

Entró en la Compañía el 1 de septiembre de 1982 en Vilnius, fue ordenado sacerdote el 29 de mayo de 1988 en Riga y emitió sus últimos votos en Novosibirsk el 7 de octubre de 2001.

Desde el 13 de octubre del 2002 era el superior de la Región independiente Rusa de la Compañía de Jesús. Dos hermanos jesuitas de Otto son monseñor Nicolás, obispo de Bishkek, en Kirguistán, y Hieronymus, que pertenece a la Provincia de Alemania. 

El padre Víctor Betancourt nació el 7 de julio de 1966 en Guayaquil, Ecuador. Entró en la Compañía el 14 de septiembre de 1984 en Quito y fue ordenado sacerdote el 31 de julio de 1997 en la misma ciudad. Hizo sus estudios en Argentina, Ecuador, Alemania e Italia. En Roma defendió su tesis de doctorado en Teología el año 2004. Desde el año 2001 formaba parte de la Región Rusa. Ha trabajado en pastoral vocacional y últimamente era Profesor de Teología en el Instituto Santo Tomás de Moscú. 

El padre Adolfo Nicolás, general de la Compañía, según explica la nota recibida por Zenit, "invita a todos los jesuitas a mostrar su ayuda, apoyo y solidaridad con los compañeros de la Región Rusa, puesta a prueba en este momento, y expresa su profunda proximidad con las familias de los compañeros muertos".

Asimismo, el superior jesuita "agradece las muestras de cercanía que ha recibido de la Iglesia desde el primer momento en que ha habido confirmación de la noticia". 

El padre general "pide a toda la Compañía oraciones por el eterno descanso de los compañeros muertos y por el fin de toda violencia".