Asesinato de estudiantes en Israel, el Papa se une al dolor de las familias

El portavoz del Vaticano calificó el asesinato de "execrable" y un nuevo obstáculo al camino de la paz

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1110 hits

 “El papa Francisco se une al dolor inenarrable de las familias afectadas por esta violencia homicida y al dolor de todas las personas golpeadas por las consecuencias del odio y pide a Dios que inspire todos los pensamientos de compasión y de paz”.

Lo indicó anoche el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi en un comunicado, poco después que se conoció la noticia de que habían encontrado los cuerpos sin vida de los tres jóvenes israelíes secuestrados.

El portavoz calificó el asesinato de “execrable e inaceptable”, como lo es el de todas las personas inocentes. Añadió que además “es un gravísimo obstáculo en el camino hacia aquella paz por la cual incansablemente tenemos que empeñarnos y rezar”. 

Los tres jóvenes Gilad Shaar de 16 años, Naftalí Fraenkel de la misma edad y Eyal Yifrah de 19 años, eran alumnos de escuelas religiosas judías. Se perdió contacto con ellos cuando el 12 de junio hacían auto-stop. Algunos días después el vehículo que los recogió apareció quemado.

Según informa el períodico local Haaretz, después que hallaron los cuerpos de los adolescentes, las fuerzas de seguridad israelíes convocaron una reunión de emergencia. Los cadáveres estaban enterrados en Halhul, Cisjordania, bajo una pila de rocas, a unos diez minutos de distancia del camino donde fueron vistos por última vez. Los familiares reconocieron a los estudiantes por sus vestidos. Los cuerpos pasaron a un forense para ser analizados. No hay reivindicaciones oficiales, pero todos apuntan el dedo contra los extremistas de Hamas.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, indicó que los terroristas responsables deberán pagar por el delito, y el viceministro de defensa declaró: "Es necesaria una operación que dé a Hamas un golpe mortal. Debemos erradicar el terrorismo, demoler las casas de los asesinos, destruir sus depósitos de armas, bloquear los financiamientos".

Y anoche la Fuerza Aérea israelí bombardeó 34 posiciones de Hamás y de la Yihad Islámica palestina en la Franja de Gaza.

No por caso el comunicado del  portavoz Lombardi señaló que “la violencia genera otra violencia y alimenta el círculo mortal del odio”.