Así se vence al demonio

Un libro superventas de José María Zavala

| 5500 hits

Por Carmelo López-Arias

MADRID, lunes 7 mayo 2012 (ZENIT.org).- Habla José María Zavala, autor de “Así se vence al demonio”, un libro que lleva camino de convertirse en una auténtico superventas.

“Así se vence al demonio”, de la editorial Libroslibres es el tercero con más ventas del libro religioso, según el ránking que confecciona cada trimestre la distribuidora GESEDI, la líder en este sector en España.

La posesión es uno de los fenómenos más desconcertantes. La Iglesia procede con suma cautela antes de autorizar un exorcismo, y sólo concede la facultad de practicarlos a un número muy reducido de sacerdotes. No es fácil que hablen las víctimas, ni tampoco que los exorcistas cuenten su experiencia.

El autor de esta obra, José María Zavala, ha roto ambas barreras. Ofrece el testimonio de quienes han sufrido esa devastadora invasión y de quienes les han librado de ella.

Frente a ese mundo de la oscuridad, "Así se vence al demonio" aporta esperanza. Recuerda que el poder del diablo es inmenso frente al hombre aislado, pero se esfuma ante el nombre de Jesús y la realidad palpable del amor de Dios.

José María Zavala ha concedido esta entrevista a ZENIT en la que relata la génesis de esta obra singular.

¿Por qué este libro?

--José María Zavala: Lo pedían a gritos las víctimas del demonio. Como dice el padre Salvador, exorcista de la diócesis de Cartagena, Murcia, parafraseando el Evangelio: “Si ellos callan, gritarán las piedras”. Detrás de una posesión diabólica hay verdaderas tragedias humanas; personas con nombres y apellidos que sufren lo indecible por culpa del Maligno. Este libro abre así una puerta a la esperanza para muchas almas porque, como dice San Pablo, donde abundó tanta tiniebla más abundará la Gracia del Señor.

¿Piensa en alguien en particular?

--José María Zavala: Pienso en muchas personas: en Manuel, por ejemplo, un empresario de 41 años que estuvo poseído por Satanás y quedó liberado por la infinita misericordia de Nuestro Señor Jesucristo, el primer exorcista de la Historia. Manuel rompe ahora su silencio convencido de que su impactante testimonio ayudará a muchas almas a acercarse a Dios. Igual que sor María del Rosario, una monja que sigue sufriendo hoy todo tipo de vejaciones del demonio en un convento español, pese a lo cual exclama: “¡No tengamos miedo al demonio!”.

¿Usted le tiene miedo?

--José María Zavala: Escribir este libro me ha servido para perder el miedo a Satanás. Ahora le tengo respeto, puesto que es un ángel caído y, como tal, una criatura superior al hombre. Pero si uno frecuenta la oración y los sacramentos --en especial, la Eucaristía y la Penitencia- y en su “arsenal” figuran también armas tan eficaces como el Santo Rosario o la devoción al arcángel San Miguel, no tiene nada que temer. Dios es infinitamente más poderoso que el demonio.

¿Hablan también los exorcistas?

--José María Zavala: Don Gabriele Amorth, exorcista oficial del Vaticano, me recibió en Roma para hablar largo y tendido de su experiencia con el diablo. Junto a él, desfilan por este libro otros reputados exorcistas como el mencionado padre Salvador o don Lorenzo Alcina, exorcista de la diócesis de Mallorca, que lleva desde 1976 nada menos expulsando demonios. También hablan los exorcistas Matthieu, de Francia, y Brendan, de Irlanda, entre otros. 

¿Recuerda alguna anécdota?

--José María Zavala: Durante un exorcismo, don Gabriele Amorth preguntó a Satanás en presencia del padre Salvador: “¿Por qué retuerces tanto los cuerpos de tus víctimas cada vez que invocamos a Juan Pablo II y al padre Pío de Pietrelcina?”. Y Satanás respondió: “Porque son dos grandes santos”.

¿Ha dado ya algún fruto su libro?

--José María Zavala: En tan sólo dos semanas desde que salió a la venta en España, he recibido ya muchos correos en mi página web de personas que están sufriendo en sus carnes las acometidas del Maligno; almas que reclaman con urgencia las bendiciones de un sacerdote.

¿Puede relatar algún caso respetando el anonimato?

--José María Zavala: Un hombre de mediana edad que, tras 18 años de matrimonio y tres hijas de por medio, se encuentra en trámites de divorcio. Los dos últimos años han sido para él una pesadilla atroz. Inexplicablemente, su esposa pasó de amarle a convertirse en una mujer promiscua. El marido se ha enterado finalmente de que ella recurre a los servicios de un hechicero. No en vano, Satanás reveló durante un exorcismo que disfruta separando matrimonios.  

Díganos finalmente por dónde se cuela el demonio…

--José María Zavala: Hay muchas rendijas que debemos tapar para que no entre: ¡Ojo con la cartomancia, la güija y el espiritismo! ¡Cuidado con la noche de Halloween y todo lo relacionado con la magia y la brujería! Por ahí se cuela el demonio, según me advertía el padre Amorth.

Más información en LibrosLibres: http://www.libroslibres.com/ficha_libro.cfm?id=291&.