Asís: Todas las religiones rechazarán la violencia en nombre de Dios

Revelaciones sobre la Jornada de oración por la paz

| 355 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 18 enero 2002 (ZENIT.org).- El 24 de enero, en Asís, todas las religiones se comprometerán a no invocar nunca la violencia en nombre de Dios, reveló este viernes el portavoz de la Santa Sede.



Joaquín Navarro-Valls confirmó que los representantes de todas las religiones han respondido «con entusiasmo» a la invitación de Juan Pablo a reunirse en la ciudad de san Francisco para «implorar de Dios el don de la paz».

El compromiso a rechazar la violencia será pronunciado solemnemente en Asís a partir de las 15:30 de la tarde en el podio instalado en la explanada de la basílica inferior. La declaración será redactada por los participantes en el encuentro y será leída en diez idiomas.

Los representantes de las religiones ratificarán su compromiso encendiendo una de las velas de un gran candelabro que se está realizando para esta ocasión. El candelabro debería ser colocado después en la basílica de San Pedro del Vaticano para recordar el compromiso de las religiones del mundo a favor de la paz, indicó el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Navarro-Valls ha confirmado informaciones publicadas por Zenit sobre los participantes en el encuentro (Cf. Zenit, 16 de enero de 2002).

Aunque el número de adhesiones todavía puede aumentar, hassta hoy está previsto que haya representantes de 12 patriarcados e Iglesias ortodoxas, de 6 patriarcados e Iglesias antiguas de Oriente, de 15 Iglesias, comunidades eclesiales, federaciones, alianzas y organizaciones mundiales de Occidente, del Judaísmo, Budismo, Tenrikyo, Sintoísmo, Islam, Jainismo, Sikhismo, Hinduísmo, Zoroastrismo, Religiones Tradicionales Africanas.

También participarán representantes de los episcopados de países que se encuentran en situaciones de guerra o sacudidos por la violencia y el terrorismo: España, Colombia, Filipinas, Indonesia, Argelia, Angola, Burundi, Nigeria, Pakistán, Ruanda, Sri Lanka y Sudán.