Aumenta el número de seminaristas en el mundo, disminuyen las religiosas

Presentado al Papa el Anuario Pontificio 2011

| 2355 hits

ROMA, lunes 21 de febrero de 2011 (ZENIT.org). – Aumenta el número de los bautizados en el mundo (aproximadamente la mitad de los católicos vive en el continente americano), así como el de los sacerdotes y seminaristas, mientas se registra una leve disminución en el número de las religiosas.

Es lo que se desprende, a grandes rasgos, del Anuario Pontificio 2011, presentado el sábado pasado a Benedicto XVI por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de estado del Vaticano, y por el arzobispo Fernando Filoni, sustituto en la Secretaría de Estado para los Asuntos Generales.

Los datos estadísticos del año 2009 dan un análisis sintético de las principales dinámicas de la Iglesia Cctólica en las 2.956 circunscripciones eclesiásticas del planeta: los fieles bautizados en el mundo pasaron de 1.166 millones en el 2008 a 1.181 millones en el 2009, con un aumento absoluto de 15 millones de fieles y un porcentaje del 1,3 %.

La distribución de los católicos entre los continentes difiere notablemente de la repartición de la población.

América, del 2008 al 2009 ha mantenido en población una incidencia constante en el total planetario semejante al 13,6 %; mientas que los católicos (en América) han alcanzado en dos años, el 49,9 % del número de católicos en el mundo.

En Asia el crecimiento fue del 10,6 al 10,7 %, pero el mismo es notablemente inferior al que el continente tiene por lo que se refiere a la población mundial (60,7 %).

Europa tiene un peso de población inferior de tres puntos de porcentaje del de América, pero su incidencia en el mundo católico del 24 %, o sea casi la mitad de la de los países americanos.

Tanto para los países africanos como para los de Oceanía, el peso de la población respecto al total es poco diferente de la de los católicos (15, 2 y 0,8 %respectivamente, para África y Oceanía).

El número de obispos en el mundo pasó del 2008 al 2009 de 5.002 a 5.065 con un aumento del 1,3 %.

El continente más dinámico resulta el africano (1,8 %) seguido por Oceanía (1,5 %), mientras debajo de la media en su conjunto resulta Asia (0,8 %) y América (1,2 %). En Europa el aumento se plaza entorno al 1, 3 %.

La población sacerdotal mantiene un ritmo de crecimiento moderado inaugurado en el 2000, después de un largo período de resultados más desilusionantes.

El número de sacerdotes, sea diocesanos que religiosos, aumentó en el curso de los últimos diez años del 1,34 % a nivel mundial, pasando de 405.178 en el 2000 a 410.593 en el 2009.

En particular en el 2009, los sacerdotes aumentaron del 0,34 % respecto al 2008. 

Tal aumento deriva por un decremento del 0,08 % clero religioso y del aumento del 0,56 % del diocesano. El decrecimiento del porcentaje ha afectado solamente a Europa (0,82 % para los diocesanos y 0,99 para los religiosos), visto que en los otros continentes los sacerdotes en general aumentaron. 

Excepto en el Asia y África, el clero religioso ha disminuido en todas partes.

Los diáconos permanentes aumentaron de más del 2,5 %, pasando de los 37.203 del 2008 a los 38.155 del 2009.

La presencia de los diáconos mejora en Oceanía y en Asia con ritmos elevados: en Oceanía, donde los diáconos no alcanzan aún el 1 % del total, con 346 unidades en el 2009 y en Asia donde registran un aumento del 16 %.

Los diáconos aumentan también en áreas en las que su presencia cuantitativamente es más relevante. En América y en Europa, donde en el 2009 residen aproximadamente el 98 % de la población total, los diáconos crecieron respectivamente del 2,3 al 2,6 %.

Una disminución se registró en cambio entre las religiosas profesas. En el 2008 ellas eran en el mundo 739.068, reduciéndose en el 2009 a 729.371.

La crisis por lo tanto permanece, a pesar de África y Asia, donde en cambio hay un aumento. ´

El número de los candidatos al sacerdocio en el mundo creció del 0,82 %, pasando de 117.024 unidades en el 2008 a 117.978 en el 2009. Gran parte del aumento atribuible en Asia y África, con ritmos de crecimiento del 2,39 % y del 2,20 %, respectivamente. Europa y América han registrado una contracción, respectivamente del 1,64 y del 0,17 % en el mismo período.