Aumentan las misiones católicas, según la actualización de la nueva «Guía»

Nueva edición de la Guía de las Misiones Católicas

| 691 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 6 febrero 2005 (ZENIT.org).- Un «estímulo» para el compromiso misionero: así es la nueva edición de la «Guía de Misiones Católicas 2005», que recientemente presentó a Juan Pablo II el prefecto de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Crescenzio Sepe.



La firma autógrafa en la portada del documento lleva la fecha del 25 de enero de 2005.

Una nota del dicasterio misionero añade que el Santo Padre agradeció el homenaje y expresó viva gratitud a todos los que han colaborado a la nueva edición de la obra, por el momento disponible en italiano.

La última era de 1989. Ante la necesidad de ponerla al día, se confió la tarea al padre Giancarlo Girardi, S.V.D, procurador general de los Misioneros Verbitas. La nueva «Guía de las Misiones Católicas» está actualizada al 31 de octubre de 2004.

Nuevas cifras y mapas facilitan conocer la realidad de los diversos países e Iglesias particulares. La amplitud de los datos publicados son expresión de la variada situación eclesial de las circunscripciones eclesiásticas, comprometidas en la evangelización y en la promoción humana integral.

El trabajo brinda también atención a las personas que trabajan en la pastoral, en primer lugar los pastores de las diversas Iglesias particulares, a continuación el clero local autóctono, «en claro crecimiento» --puntualiza el dicasterio misionero--, y los misioneros, religiosos, religiosas y laicos «que han trabajado y siguen trabajando con empeño y dedicación».

La Guía incluye además breves referencias históricas sobre la evangelización en los diversos países y los inicios de las Iglesias particulares. Permiten «comprender mejor todo el esfuerzo misionero de la Iglesia» hasta el momento presente. Al inicio del volumen se explica el papel y actividad del dicasterio misionero y de las Obras Misionales Pontificias.

De la lectura del libro se desprende que desde 1989 hasta hoy se han erigido 134 nuevas circunscripciones eclesiásticas y cerca de 150 han experimentado modificaciones.

Actualmente a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos le están confiadas en total 1.069 circunscripciones eclesiásticas --casi el 30% de todas las circunscripciones eclesiásticas de la Iglesia universal en el mundo—: 477 están en África, en Asia 453, en América 80, en Oceanía 45 y 14 en Europa.

Son 180 archidiócesis metropolitanas, 750 diócesis, 1 abadía territorial, 72 vicariatos apostólicos, 45 prefecturas apostólicas, 4 administraciones apostólicas, 11 misiones «sui iuris» y 6 ordinariatos militares.

En los países del mundo misionero, de una población de 2.850 millones, los católicos bautizados son 200 millones, equivalente al 7,02%. Por continentes, su distribución es la siguiente: 20,23% en África, 56,88% en América, 1,8% en Asia, 10,8% en Europa y 25,9% en Oceanía.

Al servicio de la «Missio ad gentes» hay alrededor de 85.000 sacerdotes: 52.000 pertenecen al clero diocesano, 33.000 son religiosos. 27.000 desarrollan su labor en África, 44.000 en Asia, 6.000 en América, 5.000 en Oceanía y 3.000 en Europa.

Su actividad misionera es apoyada, además, por 28.000 religiosos no sacerdotes, 45.000 religiosas y 1.650.000 catequistas.

La Congregación vaticana acompaña, también en los diversos territorios, la formación espiritual y académica de 280 seminarios mayores interdiocesanos y de 110 seminarios menores, asegurándoles también un apoyo económico.

La Guía recoge igualmente en sus páginas el esfuerzo del dicasterio misionero en la construcción de innumerables iglesias-capillas, sobre todo para las pequeñas comunidades esparcidas en áreas rurales. A esto se suman actividades educativas (unas 42.000 escuelas), actividades sanitarias (1.600 hospitales, más de 6.000 dispensarios, 780 leproserías) y actividades caritativas y sociales (12.000 iniciativas).

«Espero que este volumen sirva de estímulo a todos para renovar el propio compromiso misionero y colaborar cada vez más estrechamente con la Congregación para la Evangelización de los Pueblos para que siempre sea fiel a su mandato: anunciar a Cristo a todas las gentes», escribe el cardenal Sepe en la presentación de la nueva Guía.

«Mirando el camino realizado y presentado esta nueva edición de la Guía, podemos ver los efectos de la evangelización que han sido realmente imponentes y prodigiosos --reconoce--. El camino de la evangelización está constelado de campeones de la fe y la caridad, que han escrito y están escribiendo, con su dedicación a la misión, la historia de la Iglesia».