Avances para el reconocimiento mutuo del Bautismo entre reformados y católicos

En una reunión celebrada en Georgia, Estados Unidos

| 1775 hits

WASHINGTON, domingo, 3, diciembre 2006 (ZENIT.org).- Siguiendo con el trabajo de revisión de un documento sobre el reconocimiento mutuo del Bautismo, la Consulta Reformados-Católicos se reunió en el Seminario Teológico Columbia, en Decatur, Georgia, Estados Unidos, los días 8-10 de octubre pasado, informa la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB).



El copresidente, reverendo Richard Mouw del Seminario Teológico Fuller comentó el significado de esta consulta: «Nuestro diálogo sobre el bautismo ha... hecho progresos significativos hacia la mutua comprensión. Católicos y representantes de organismos reformados quieren decir claramente los unos a los otros, a todo el mundo, y –quizás más importante- a las parroquias locales y familias eclesialmente divididas, que nosotros nos abrazamos mutuamente como peregrinos que comparten un bautismo común en Jesucristo».

Los participantes subrayaron que el mutuo reconocimiento del Bautismo no es sólo un signo de la conexión con la tradición apostólica sino que es también indispensable fundamento de todos los esfuerzos ecuménicos.

El copresidente católico, monseñor Patrick R. Cooney, obispo de Gaylord, Michigan, indicó que «el actual diálogo entre miembros de la tradición reformada y de la tradición católica es una conversación sobre lo que nosotros creemos sobre el Bautismo y cómo celebramos este sacramento litúrgicamente. Nuestras discusiones clarifican dónde estamos unidos y dónde diferimos, de manera que podamos encontrar el camino que nos aproxime a la unidad en nuestra común fe apostólica».

La mayor parte de las conversaciones se centraron en un informe de 55 páginas, que es la parte más sustancial de un documento que el diálogo está preparando para el uso de las respectivas comuniones.

El siguiente desafío fue estudiar una serie de elementos de la tradición basados en la Patrística; los escritos de Calvino; las confesiones reformadas en los siglos XVI y XVII; la Teología Católica sobre los sacramentos y la gracia durante el periodo escolástico, la reforma católica, el movimiento litúrgico y el Vaticano II; La historia reciente de los acuerdos ecuménicos en varias partes del mundo; directivas del Consejo Pontificio para la Unidas de los Cristianos, el Consejo Mundial de las Iglesias, la Comisión de Asuntos Ecuménicos de la USCCB y de los equipos de gobierno reformados.

La USCCB informa que «la validez del Bautismo Cristiano, ya señalada en la «Lumen Gentium» (1964), crea la precondición necesaria para la posibilidad del ecumenismo, pues establece una realidad eclesial de comunión real, aunque imperfecta».

«Cualquier disminución de tal unidad pone al movimiento ecuménico hacia la plena comunión visible en serio peligro».

La Séptima Ronda de la Consulta examinó en profundidad tanto el Bautismo como la Eucaristía. Los participantes acordaron una trayectoria hasta octubre de 2007 para concluir el trabajo del Bautismo. Al mismo tiempo, el plan es poner en marcha el inicio de un estudio sobre la Eucaristía.


El objeto de esta séptima ronda del diálogo Católicos-Reformados tiene sus orígenes en la preparación del Año Jubilar 2000. Los obispos católicos de todo el mundo indicaron su esperanza de que el evento subrayara el significado e importancia del Bautismo para todos los cristianos.

Como respuesta a una petición de la Santa Sede, se acordó que el diálogo se centrara en el significado y práctica del Bautismo, la relación entre Bautismo y Eucaristía, y el papel de ambos sacramentos en dar forma a las iglesias y conducirlas hacia la plena comunión. El diálogo trató temas teológicos, eclesiológicos y pastorales.

En cuanto a la teología del Bautismo y la Eucaristía, el diálogo consistió en explorar las siguientes cuestiones: ¿Cuál es nuestra común teología sobre el Bautismo como sacramento? ¿Cómo ha dado forma nuestra teología del Bautismo a nuestra eclesiología? ¿Cuál es el modo preciso para reconocer el Bautismo mutuo? ¿Qué expresión tangible podemos dar a este reconocimiento? ¿Cuál es la relación de la Iniciación Cristiana con la Eucaristía? ¿Cuál es nuestra teología de la Eucaristía como sacramento? ¿Cómo es comprendida la Eucaristía en nuestras tradiciones como sacrificio que ofrecemos y don que recibimos? ¿Qué significa el «sacrificio de la cruz»? ¿Cómo comprendemos la «presencia real»? ¿Cómo es ésta entendida en la Cena del Señor? ¿Cómo comprendemos el significado de la veneración eucarística católica? ¿Cómo ambas teologías conforman y reflejan el culto de nuestras iglesias? ¿Cómo nuestras teologías de la Eucaristía influencian nuestras estructuras eclesiales y sus compromisos? ¿Qué implicaciones tienen las diferencias y acuerdos respecto a la Cena del Señor en la relación entre la Iglesia Católica y las Iglesias Reformadas?

El diálogo de esta Consulta se estableció en 1965 y actualmente está patrocinado por La Comisión de Asuntos Ecuménicos de la USCCB, la Iglesia Reformada en América, la Iglesia Cristiana Reformada, la Iglesia Presbiteriana de EEUU y la Iglesia Unida de Cristo. La Iglesia Evangélica Luterana en América envía un observador.

La próxima reunión plenaria de la Consulta tendrá lugar del 30 de septiembre al 2 de octubre de 2007 en Cleveland, Ohio.

Una serie de declaraciones sobre acuerdos anteriores producidas por el diálogo Católicos-Reformados puede consultarse en la página web de la USCCB en esta dirección: http://www.usccb.org/seia/officialdialogues.shtml