Avanza la colaboración entre la Santa Sede y el Consejo Mundial de Iglesias

| 329 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 20 agosto 2004 (ZENIT.org).- La preparación de la Semana de oración por la unidad de los cristianos ha traído una nueva etapa de colaboración entre la Santa Sede y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.



Por primera vez, el texto que orientará las oraciones de unos dos mil millones de cristianos durante el octavario ha sido publicado conjuntamente por ese Consejo y por el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, confirmando así el compromiso común con el que asumen su contenido.

La decisión ha sido anunciada por el obispo Brian Frarrell, lc., secretario del Consejo Pontificio, y por el doctor Samuel Kobia, secretario general del Consejo Mundial de la Iglesias, pastor de la Iglesia metodista en Kenia.

La noticia es particularmente significativa, pues el tema propuesto para la semana de 2005 será « Cristo, fundamento único de la Iglesia» (1 Corintios 3, 1-23)

En esta ocasión, los textos han sido preparados miembros del Comité teológico del Consejo Ecuménico de Iglesias de Eslovaquia y plantea a tres preguntas: «¿Cuál es el fundamento sobre el cual se construye la nueva “existencia” de sus Iglesias?», «¿Existe un espacio de creencia en la unidad dentro del proceso de fe de las respectivas comunidades confesionales?», «¿Cuáles son los medios para fortalecer el servicio de la Iglesia?».

Tradicionalmente, la Semana de oración por la unidad de los cristianos se celebra del 18 al 25 de enero. Estas fechas fueron propuestas en 1908 por Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo.

En el hemisferio sur, donde el mes de enero es tiempo de vacaciones de verano, se suele adoptar otras fechas, por ejemplo en torno a Pentecostés.

El texto íntegro de los materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y para el resto del año se pueden leer en la página web del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, albergado en www.vatican.va

Entre el 28 de julio y el 6 de agosto se reunió en Kuala Lumpur la comisión plenaria de Fe y Constitución, único organismo de esa institución que cuenta con una representación católica. Desde 1968, doce teólogos católicos son miembros a pleno derecho del departamento teológico de la Comisión.

«Todavía quedan muchas cuestiones que necesitamos examinar juntos. Aun así, nos hemos dado cuenta de que hemos alcanzado un momento de esperanza, habiendo identificado un marco de trabajo que puede permitir a las iglesias avanzar en términos de reconocimiento mutuo», afirma el mensaje final de la reunión.

La Comisión ha realizado un estudio sobre eclesiología que lleva por título «Naturaleza y misión de la Iglesia».

«Las divisiones dentro de las iglesias y entre ellas mismas no sólo reflejan las diferencias teológicas o eclesiológicas, sino también las discrepancias dentro de la comunidad humana», continúa el mensaje final.

Otros tres estudios revisados por la comisión plenaria tratan sobre el papel de las iglesias en situaciones de conflicto étnico y nacional, el entendimiento cristiano del ser humano creado a imagen de Dios y la hermenéutica ecuménica.

La reunión fue inaugurada por el primer ministro de Malasia, Abdullah Ahmad Badawi, quien afirmó en su discurso: «No podemos comparecer ante un Dios compasivo mientras hay tantas cosas sin hacer a causa de nuestra desunión».

El Consejo Mundial de Iglesias es una comunidad de 342 iglesias, procedentes de más de 120 países de todos los continentes y de la mayor parte de las tradiciones cristianas. La Iglesia católica no es una iglesia miembro pero mantiene relaciones de cooperación. El Consejo se constituyó oficialmente en 1948 en Ámsterdam.