Ayuda a la Iglesia Necesitada con el Papa ante el caso del Congreso español

Admitida a trámite una propuesta de condena de sus palabras sobre el sida

| 826 hits

MADRID, viernes, 8 mayo 2009 (ZENIT.org).-Ayuda a la Iglesia Necesitada ha manifestado su adhesión a Benedicto XVI ante la reciente admisión a trámite por la Mesa del Congreso de España de una propuesta de condena para reprobar las palabras del Papa sobre el preservativo y el SIDA en África.

"Nuestra total adhesión y comunión con el Papa y con sus palabras valientes y certeras. Al hablar abiertamente del SIDA, afronta uno de los principales retos humanitarios del siglo XXI, y al que la Iglesia, más que ninguna otra institución social, dedica gran parte de sus esfuerzos en la educación, prevención, atención y cuidado a los que sufren esta enfermedad. Compartimos plenamente la idea de la necesidad fundamental de educar y formar a las personas en el pleno sentido del amor humano y de la sexualidad, fomentando el respeto y la dignidad de la persona, la monogamia y la fidelidad  evitando, así mismo, la promiscuidad que tanto daño hace", afirma la institución en un comunicado.
 
"Nuestra indignación por la tergiversación y por la descontextualización de dichas palabras, que sólo se puede entender como parte de una campaña sistemática para desprestigiar al Papa, cabeza de la Iglesia, limitar la libertad de expresión de la misma y contribuir, de este modo, a la descristianización de nuestra sociedad dentro de una corriente de  laicismo beligerante", considera Ayuda a la Iglesia Necesitada..
 
"Nuestra sorpresa al comprobar cómo las Cortes Generales, una de las más importantes instituciones de un Estado democrático, cuyo papel es el establecimiento de normas legales para la convivencia social, se arroga facultades fuera de su competencia para enjuiciar las palabras del Papa como líder de la Iglesia y Jefe de un Estado con el que España mantiene históricas e importantes relaciones diplomáticas", confiesa la institución de ayuda.
 
"Por todo ello --concluye--, y más allá, de las opiniones personales de cada uno, rogamos respeto a la libertad de expresión del Papa y en particular pedimos a todos aquellos que como nosotros hayan sentido su indignación y dolor  por esta triste iniciativa, que eleven una profunda oración al Padre, al que le rogamos que continúe iluminando y dando fortaleza al Obispo de Roma en su labor como Pastor de la Iglesia y referente moral en el mundo".