Benedicto XVI aclara que “la verdad como tal es dialogante”

A los periodistas en el vuelo hacia Madrid

| 1951 hits

A BORDO DEL VUELO PAPAL, jueves 18 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- Ante quien considera como un acto de intolerancia presentar a Cristo como la Verdad, Benedicto XVI respondió este jueves que la verdad no se impone, sino que sólo puede acogerse en la libertad.

El pontífice respondió a la pregunta de periodistas que, en el avión que le llevaba de Roma a Madrid, le plantearon si no es un problema presentar a los jóvenes de las Jornadas Mundiales de la Juventud la única Verdad que es Cristo.

Ante todo, constató que “la relación entre verdad e intolerancia, monoteísmo e incapacidad de diálogo con los demás, es un argumento que con frecuencia vuelve al debate sobre el cristianismo de hoy”.

Abusos del pasado

“Y naturalmente es verdad que en la historia se han dado también abusos, tanto del concepto de verdad como del concepto de monoteísmo. Se han dado abusos, pero la realidad es totalmente diferente, pues la verdad sólo es accesible en la libertad”, aclaró.

Según dijo, “se pueden imponer con la violencia los comportamientos, las observancias, actividades, per no la verdad. La verdad se abre sólo al consentimiento libre y, por este motivo, libertad y verdad están íntimamente unidas, una es condición de la otra”.

“La verdad como tal es dialogante”

Por este motivo, advirtió ante el actual peligro de dejar que quienes tienen el poder impongan de diferentes maneras los valores dominantes.

“Esto significa exponer el hombre al arbitrio de cuantos tienen el poder”, subrayó.

“Tenemos que ponernos siempre en búsqueda de la verdad, de los valores, tenemos derechos humanos fundamentales. Los derechos fundamentales son conocidos y reconocidos, y precisamente esto nos pone en diálogo el uno con el otro”, indicó.

“La verdad como tal es dialogante, pues busca conocer mejor, comprender mejor, y lo hace en diálogo con los demás. De este modo, buscar la verdad y la dignidad del hombre es la mejor defensa de la libertad”, concluyó.