Benedicto XVI anuncia la publicación de su primera encíclica para el 25 de enero

«Deus caritas est» quiere «mostrar el concepto de amor en sus diferentes dimensiones»

| 798 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 18 enero 2006 (ZENIT.org).- Con un gesto personal inesperado, Benedicto XVI anunció este miércoles que su primera encíclica, que lleva por título «Deus caritas est» (Dios es amor), será publicada el 25 de enero.



Aplaudieron el anuncio del Papa los ocho mil peregrinos congregados en el Aula Pablo VI del Vaticano para participar en la semanal audiencia general.

La fecha de publicación escogida por el Santo Padre coincide con la fiesta de la conversión del apóstol san Pablo, día en el que concluye la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

«Con esta encíclica quisiera mostrar el concepto de amor en sus diferentes dimensiones», confesó el mismo Papa dejando a un lado los papeles, pues «hoy, en la terminología conocida, \"amor\" parece ser con frecuencia algo muy alejado de lo que piensa un cristiano cuando habla de caridad».

Según el obispo de Roma, «el \"eros\", este don del amor entre hombre y mujer, procede del mismo manantial de la bondad del Creador, así como la posibilidad de un amor que renuncia a sí mismo a favor del otro»

«El \"eros\" se transforma en «ágape» en la medida en que los dos se aman realmente y uno ya no se busca a sí mismo, su goce, su alegría, sino que busca sobre todo el bien del otro».

De este modo, aclaró, «el \"eros\" se transforma en caridad, en un camino de purificación, de profundización».

Este amor, indicó, «de la propia familia se abre de par en par a la familia más grande de la sociedad, a la familia de la Iglesia, a la familia del mundo».

Al mismo tiempo, este amor «tiene que expresarse también como un acto eclesial, organizativo». Es decir, subrayó, «la Iglesia, incluso como Iglesia, como comunidad, de manera institucional, tiene que amar».

Y esta «Caritas», añadió, «no es mera organización, como otras organizaciones filantrópicas, sino una expresión necesaria del acto profundo del amor personal con el que Dios nos ha creado, suscitando en nuestro corazón el empuje hacia el amor, reflejo de Dios Amor, que nos hace su imagen».

El Papa concluyó con sinceridad: «Espero que pueda iluminar y ayudar a nuestra vida cristiana».

Según anunció este martes la Oficina de Información de la Santa Sede, la encíclica se presentará a mediodía del 25 de enero en una rueda de prensa en la que participarán el cardenal Renato Raffaele Martino, presidente del Consejo Pontificio de la Justicia y la Paz, así como los arzobispos William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y Paul Josef Cordes, presidente del Consejo Pontificio «Cor Unum».

La encíclica de Benedicto XVI lleva la fecha del día de Navidad, 25 de diciembre de 2005, según informó el 23 de diciembre Joaquín Navarro Valls, portavoz de la Santa Sede.

El Papa redactó la encíclica en alemán --aunque el texto oficial será en latín-- el pasado verano, durante sus vacaciones en el Valle de Aosta.

La primera encíclica de un Papa tiene un carácter programático, no a nivel de gobierno, sino en el sentido de que marca el estilo de este pontificado, que busca ir a lo esencial del Evangelio.