Benedicto XVI celebra los 140 años de la Acción Católica

Le plantea el desafío de seguir formando santos

| 1104 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 5 mayo 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI celebró este domingo los 140 años de fundación de la Acción Católica desafiando a esta institución extendida por los cinco continentes el desafío de seguir formando santos.

Más de cien mil peregrinos de esta realidad eclesial --niños, jóvenes y adultos--, procedentes en su mayoría de Italia, aunque había también representantes de las acciones de más de 40 países, se congregaron con motivo de la oración mariana del Regina Caeli en la plaza de San Pedro del Vaticano para escuchar las palabras del Papa.

El Santo Padre mencionó a los santos, beatos (al menos sesenta), venerables y siervos de Dios que han surgido de las filas de la Acción Católica, y se preguntó: « No es quizá posible, todavía hoy, para vosotros muchachos, para vosotros jóvenes y adultos, hacer que vuestra vida sea un testimonio de comunión con el Señor, que se que se transforme en una auténtica obra maestra de santidad?»

«Esto será posible si la Acción Católica sigue siendo fiel a las propias raíces de fe profundas, nutridas por una adhesión plena a la Palabra de Dios, por un amor sin condiciones a la Iglesia, por una participación atenta a la vida civil y por un constante compromiso formativo».

«¡Responded generosamente a esta llamada a la santidad, según las formas más propias de vuestra condición laical!», exhortó el Papa.

«Seguid inspirándoos por las tres grandes "consignas" que mi venerado predecesor, el Siervo de Dios Juan Pablo II, os confió en Loreto en 2004: contemplación, comunión y misión».

A continuación el Papa presentó la contribución que puede ofrecer la Acción Católica en la coyuntura por la que atraviesa la Iglesia.

Ante la «emergencia educativa» que se experimenta en estos momentos, el obispo de Roma alentó a los miembros de la Acción Católica a ser «anunciadores incansables y educadores preparados y generosos»

«En una Iglesia llamada a pruebas también muy exigentes de fidelidad y ante la tentación de acomodarse a los tiempos, sed testigos valientes y profetas de radicalidad evangélica», añadió.

«En una Iglesia que cotidianamente se confronta con la mentalidad relativista, hedonista y consumista --exhortó--, sabed ampliar los espacios de la racionalidad, en el signo de una fe amiga de la inteligencia, tanto en el ámbito de una cultura popular y difusa, como en el de una investigación más elaborada y profunda»-

«En una Iglesia que llama al heroísmo de la santidad --concluyó--, responded sin temor, confiando siempre en la misericordia de Dios».

La Acción Católica --asociación de laicos que tienen su punto de agregación y referencia en la parroquia-- hunde sus raíces en 1867, en la Sociedad de la Juventud Católica Italiana, aprobada al año siguiente por Pío IX. Fue establecida con el nombre y configuración actual por el Papa Pío XI (1922-1939).

En Italia está presente en unas ocho mil parroquias, y cuenta con unos 180.000 adultos, 80.000 jóvenes y 150.000 adolescentes.

Para favorecer el conocimiento recíproco entre las Asociaciones y Federaciones de Movimientos de Acción Católica  de los distintos países surgió el Foro Internacional de la Acción Católica (www.fiacifca.org).