Benedicto XVI envía sus saludos a los niños del hospital 'Bambino Gesù'

Concierto de Navidad dona fondos al pediátrico. Dolor por tragedia de Connecticut

| 1267 hits

Por H. Sergio Mora

ROMA, miércoles 19 de diciembre de 2012 (ZENIT.org).- El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, realizó ayer una visita al hospital pediátrico Bambino Gesú de Roma para llevar los saludos de Benedicto XVI con motivo de la Navidad.

El Bambino Gesù es un pediátrico de vanguardia con cuarenta especialidades, 550 camas y cada año registra unos veinticinco mil internamientos. Si bien está situado en el monte Janículo de Roma, es territorio vaticano. En octubre de este año el hospital abrió una nueva sede --cercana a la basílica de San Pablo Extramuros- que tomó el nombre de Benedicto XVI, y está dedicada a los consultorios, hospital del día, y a la investigación científica.

El cardenal Bertone, dirigiéndose al personal médico y a los pacientes, recordó que la Navidad es “un repetirse siempre nuevo de un evento de bondad”. Añadió que “para crecer armoniosamente los niños necesitan degustar alegría y seguridad, la cual debe iniciar en el ámbito familiar”. Si bien ellos necesitan saber y entender también el sufrimiento “y esta es una lección de vida que nosotros los adultos tenemos que saber enseñar a los niños y a los jóvenes”.

El purpurado le agradeció a todos los operadores sanitarios por “la laboriosidad y profesionalidad” y les invitó a “superar cada egoísmo, resto del hombre viejo dentro de nosotros, y a vivir en la verdad del tiempo nuevo inaugurado con el nacimiento del Redentor”.

Sobre la tragedia de los niños asesinados en la reciente masacre en Connecticut, Estados Unidos, invitó a que “la angustia por esta tragedia se transforme en oración fervorosa y conmovida, y suscite en todos nosotros y especialmente en quienes tienen el poder, la firme voluntad de establecer medidas eficaces para proteger la vida de los niños”.

Siempre en el ámbito de las fiestas de fin de año, el domingo 16 de diciembre tuvo lugar en el Senado de Italia, Palazzo Madama, un concierto de Navidad. Todo lo recolectado, 42.000 euros --gracias a los billetes de entrada que tuvieron un costo mínimo de 120 euros- fueron destinados en beneficencia para el hospital Bambino Gesú y su proyecto Orphanet Italia, destinado a la investigación y lucha contra las enfermedades raras.

Tocó la Orquesta del Teatro de la Ópera de Roma, dirigido por el maestro italiano Riccardo Muti, director de la Sinfónica de Chicago. Y participaron los jóvenes cantantes del Proyecto Esperando a Verdi, del Festival de la ciudad de Rávena. Todos ellos actuaron gratuitamente.