Benedicto XVI felicitó a Teodoro II, nuevo papa de la Iglesia copta ortodoxa

El elegido es el obispo auxiliar de Beheria, que sucede a Shenouda III fallecido en marzo

| 1654 hits

Por R.L.G.

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 5 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El papa Benedicto XVI dirigió un mensaje de felicitación al nuevo papa de Alejandría y patriarca de la Sede de San Marcos, Teodoro II.

"Estoy seguro de que, como su conocido predecesor, papa Shenouda III, será un auténtico padre espiritual para su pueblo y un interlocutor eficaz, con todos sus conciudadanos, para construir un nuevo Egipto en paz y armonía, sirviendo al bien común y al bien de todo Oriente Medio", dice el mensaje.

Asimismo, Benedicto XVI habla de la labor que tienen los cristianos de dar testimonio a través del amor y la unidad: "En estos tiempos difíciles, es importante que todos los cristianos den testimonio del amor y de la fraternidad que les une, recordando la oración pronunciada por el Señor en la Última Cena: que todos sean una sola cosa, para que el mundo crea (cfr. Jn, 15, 21)".

Finalizó su mensaje dando gracias a Dios por los progresos realizados en las relaciones entre la Iglesia copta ortodoxa y la Iglesia católica.

El nuevo papa de la Iglesia copta ortodoxa es el obispo Teodoro, auxiliar de Beheria, que sucede a Shenouda III, fallecido en marzo a los 88 años.

Su nombre fue elegido al azar dentro de un cáliz de cristal por un niño al finalizar una celebración solemne en la catedral copta del Cairo, que fue precedida de tres días de ayuno (del 31 de octubre al 3 de noviembre).

Teodoro II es el 118º patriarca copto ortodoxo, el primero en la etapa posterior al régimen de Mubarak, con los Hermanos Musulmanes en el gobierno, los cuales enviaron un mensaje de felicitación a Teodoro por la nueva elección.

En el mensaje, el partido se presenta optimista por una "cooperación positiva con el nuevo patriarca, considerado guía espiritual de los hermanos coptos en la difusión de los valores de justicia, libertad e igualdad".

Los otros dos candidatos eran el obispo Raphael y el padre Raphael Ava Mina, que, junto con el obispo Teodoro, habían sido seleccionados el mes pasado por un consejo de más de dos mil votantes, entre laicos, monjes, sacerdotes y prelados.

El nuevo patriarca copto ortodoxo tiene 60 años y, antes de entrar en la vida religiosa, se licenció en farmacia. Los medios de comunicación egipcios destacan su capacidad teológica y su actividad pastoral con los jóvenes.

También monseñor Barnaba El Soryany, obispo de la diócesis copto-ortodoxa de San Jorge en Roma, en una entrevista en Radio Vaticana confirmó que el papa Teodoro II "es una persona muy activa para todo el pueblo copto, especialmente en Egipto. ¡Todos hemos recibido un gran regalo!".

Describiendo al patriarca, el obispo añadió: "Es una persona muy tranquila y muy querida por mucha gente, los que le han conocido, los que están con él y los que han trabajado con él. Sentimos que con él iremos adelante, que la Iglesia irá adelante con el diálogo: tiene grandes esperanzas en el diálogo".

La Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales se unió a las felicitaciones en un comunicado dirigido al obispo Angaleos, obispo general de la Iglesia ortodoxa copta en Gran Bretaña, afirma: "Los obispos católicos acogen con alegría y acción de gracias esta gran noticia. Le pido que transmita al obispo Tawadrous las oraciones de todos los obispos y fieles de la Iglesia católica en este país por él, que se prepara para asumir el liderazgo de la Iglesia ortodoxa copta en todo el mundo".