Benedicto XVI: La liturgia de la Iglesia es como la «escuela» del Señor que nos habla

El papa rezó durante el Ángelus por Tierra Santa y recordó el Día de la Memoria

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 2364 hits

Durante el Ángelus de hoy, el papa estuvo acompañado por los niños de la Acción Católica de la diócesis de Roma quienes concluyeron con la "Caravana de la Paz", un mes dedicado en enero a reflexionar sobre la paz.

Al final de la oración, un niño y una niña, pertenecientes a dos diferentes parroquias de Roma, invitados al departamento pontificio, leyeron un mensaje en nombre de la Acción Católica de Roma y liberaron con Bened5cto XVI dos palomas desde la ventana, símbolo de la paz.

En su meditación el santo padre recordó el pasaje del evangelio de Lucas que presenta a Jesús que "con el poder del Espíritu", se presenta el sábado en la sinagoga de Nazaret. Es así que, como buen observante, “el Señor no se excluye del ritmo litúrgico semanal y se une a la asamblea de sus conciudadanos en la oración y en la escucha de las Escrituras”, anotó.

Ese día –comentó--, “Jesús se levantó a leer y encontró un pasaje del profeta Isaías, que comienza así: "El Espíritu del Señor está sobre mí, / porque cuanto me ha ungido el Señor, / me ha enviado a anunciar la buena nueva a los pobres" (cf. 61,1-2). Se detuvo por tanto a explicar que el mismo Jesús “es "el hoy" de la salvación en la historia, porque lleva a cumplimiento la plenitud de la redención”.

El "hoy" del creyente

El Catequista universal quiso interpelar también "hoy" a los presentes, sobre todo en la forma de vivir el domingo: “día de descanso y de la familia, pero ante todo un día para dedicar al Señor, participando en la Eucaristía, en la cual somos alimentados por el Cuerpo y la Sangre de Cristo y de su Palabra de vida”

Por otra parte, preguntó “acerca de nuestra capacidad para escuchar (porque) antes de que podamos hablar de Dios y con Dios, se requiere escucharlo”. Quiso entonces presentar a la liturgia de la Iglesia “como la "escuela" de esta escucha del Señor que nos habla”.

Otra relación que le dio el papa a la palabra “hoy”, tan querida y repetida por Lucas en su evangelio, es que “cada momento puede convertirse en un "hoy" propicio para nuestra conversión”. Porque para Benedicto XVI, “todos los días (kathēmeran) puede volverse salvíficos, porque la salvación es una historia que continúa para la Iglesia y para todos los discípulos de Cristo”.

Invocó la protección de la Virgen María, a fin de que sea para los cristianos “modelo y guía en el saber reconocer y acoger, cada día de nuestra vida, la presencia de Dios, Salvador nuestro y de toda la humanidad”.

Se puede leer el texto completo de las palabras del papa en: www.zenit.org/article-44289?l=spanish

Llamado del papa

Este domingo se conmemoran también tres importantes actos a nivel mundial, sobre los que el papa se refirió con las siguientes palabras:

“Hoy es el "Día de la Memoria", en recuerdo del Holocausto de las víctimas del nazismo. La memoria de esta terrible tragedia, que golpeó con tanta fuerza sobre todo al pueblo judío, debe ser un recuerdo constante a fin de que no se repitan los horrores del pasado, se superen todas las formas de odio y de racismo y se promuevan el respeto y la dignidad de la persona humana”.

En referencia a la Jornada de Lucha contra la lepra, dijo:

“Hoy se celebra también la sexagésima Jornada Mundial de lucha contra la Lepra. Expreso mi cercanía a las personas que sufren de esta enfermedad y animo a los investigadores, a los operadores sanitarios y a los voluntarios, en particular los que forman parte de las organizaciones católicas y a la asociación Amigos de Raoul Follereau. Invoco para todos el apoyo espiritual de san Damián de Veuster y de santa Marianna Cope, quienes dieron su vida por los enfermos de lepra”.

Finalmente, hizo referencia a la oración que une a todos a favor de la tierra de Jesús:

“Este domingo también es un día especial de intercesión por la paz en Tierra Santa. Doy las gracias a quienes la promueven en muchas partes del mundo y saludo en particular a los aquí presentes”.

Saludos en español

Ante la presencia de fieles provenientes de países de habla hispana, Benedicto XVI les dirigió un saludo especial:

“Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los fieles de la parroquia de la Epifanía del Señor, de Valencia, así como a los alumnos del Instituto Meléndez Valdés, de Villafranca de los Barros, y Pedro Mercedes, de Cuenca.

En el evangelio de este domingo resuena la llamada de Jesús a convertirnos y a creer, porque está cerca el Reino de Dios. También este Año de la fe, que estamos celebrando, es una invitación a una profunda conversión al Señor, único Salvador del mundo. Que la intercesión de la Virgen María nos conceda redescubrir la alegría de la fe y el gozo de transmitirla a los demás. Feliz domingo.”