Benedicto XVI logra hacer redescubrir al auténtico Jesús

Con su nuevo libro, considera el portavoz vaticano

| 2007 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 13 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI logra con su segundo volumen sobre "Jesús de Nazaret" hacer redescubrir al mundo la figura de Cristo con una obra de importancia "histórica", considera el portavoz vaticano.

El padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, constata ante todo que el libro es histórico pues "inaugura una nueva era" de la interpretación de la Biblia, basada no sólo en el riguroso análisis crítico-histórico, sino también en la dimensión que abre la fe

"El estudioso Joseph Ratzinger, que es también el pastor de la Iglesia universal, nos guía en una lectura competente, profunda y al mismo tiempo coherente con la fe cristiana y su tradición", aclara el portavoz del Vaticano en el editorial del último número de "Octava Dies".

"Es una síntesis nueva y vivida entre las exigencias de la cultura histórico-critica y aquellas de la fe, en la que han nacido los textos de los Evangelios y en los cuales sólo pueden ser entendidos de la manera mas adecuada", subraya.

Libro para el diálogo

En segundo lugar, el padre Lombardi explica que se trata de un libro "escrito para el dialogo": "La figura de Jesús es presentada a todos como la gran respuesta de Dios a los interrogantes más profundos y verdaderos de la existencia humana de cada tiempo, incluidos aquellos cruciales sobre mal, el sufrimiento y la muerte".

"Es un ofrecimiento, que corresponde al sentido de la misma misión de Jesús, que puede ser acogido o rechazado, pero es siempre 'sangre derramada por todos' y nunca 'contra' alguien", aclara.

Este volumen, centrado en el corazón del acontecimiento y el significado de la vida de Jesús - la pasión y la resurrección - se cumple un gran deseo del Papa: culminar su "largo camino interior" a la búsqueda del "rostro del Señor", pero también su deseo de compartirlo con todo aquel que quiera participar en esta aventura.

"Sabemos que ha costado fatiga al Papa realizar este libro no obstante los tantos compromisos de su servicio cotidiano", concluye Lombardi. "Es un don para nuestro gozo".