Benedicto XVI pide movilización mundial por Somalia

El país sufre por la sequía y las lluvias torrenciales

| 1354 hits

CASTEL GANDOLFO, domingo, 17 de julio de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha pedido la movilización internacional a favor de Somalia, país africano que padece la peor sequía en 60 años.

Mientras multitudes de personas caminaban desde esas tierras durante días rumbo a Etiopía y Kenia en busca de comida y agua, el pontífice elevó su voz este domingo, durante el encuentro que mantuvo con los peregrinos congregados en el patio del Palacio  Apostólico de Castel Gandolfo.

“Con profunda preocupación sigo las noticias procedentes de la región del Cuerno de África, y en particular de Somalia, golpeada por una gravísima sequía y, posteriormente, en algunas zonas, también por fuertes lluvias, que están causando una catástrofe humanitaria”,  confesó el pontífice.

“Innumerables personas están huyendo de esa tremenda carestía en búsqueda de comida y de ayuda”, explicó.

Por este motivo, el pontífice alentó “la movilización internacional para enviar inmediatamente auxilio a nuestros hermanos y hermanas, que ya han sufrido tanto, entre quienes se encuentran tantos niños”.

La fuerte sequía que azota al Cuerno de África afecta a más de dos millones de niños malnutridos, de los que medio millón corre el "riesgo inminente de morir", advirtió este domingo en Nairobi el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

“Que no les falte a estas poblaciones que sufren nuestra solidaridad y el apoyo concreto de todas las personas de buena voluntad”, concluyó.

UNCEF calcula que casi once millones de personas en Kenia, Etiopía, Yibuti, Uganda y Somalia están en riesgo de hambruna.

La situación de Somalia es particularmente grave, pues además vive un conflicto entre fuerzas del gobierno y rebeldes en la capital, Mogadiscio. La nación del cuerno de África no ha tenido un gobierno efectivo por dos décadas.

El Consejo Pontificio Cor Unum, haciéndose intérprete de la preocupación y de los sentimientos de solidaridad con los que Benedicto XVI está siguiendo la grave situación de Somalia, ha cursado el envío, en nombre del Papa, de 50.000 euros.

Por Jesús Colina