Benedicto XVI reza por la justicia y el respeto de la vida

En sus intenciones de oración para el mes de mayo

| 518 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 2 mayo 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI reza en este mes de mayo para que la Iglesia contribuya a la paz y la justicia, y se respete así la vida humana desde su concepción hasta su término natural.



Así lo anuncian las dos intenciones, la general y la misionera del Apostolado de la Oración, que el Papa asume como propias para ofrecer sus oraciones y sacrificios junto a miles de laicos, religiosos, religiosas, sacerdotes y obispos del mundo entero.

La intención general dice: «Para que la riqueza de dones que el Espíritu Santo dispensa a la Iglesia contribuya al crecimiento de la paz y la justicia en el mundo».

La intención misional del Papa es: «Para que en los países de misión, los responsables de las Instituciones públicas promuevan y defiendan con leyes oportunas la vida humana desde la concepción hasta su término natural».

En un comentario publicado por la agencia misionera de la Santa Sede, «Fides», el cardenal mexicano Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara, recuerda, en particular a los políticos y parlamentarios, que «las leyes de los estados tienen como objetivo propio el ver por el bien de las personas y defender a los más débiles e indefensos».

«El Estado tiene el deber de defender la vida de los ciudadanos y el bien común. Ninguna encuesta u opinión de la mayoría o consenso puede atentar contra los bienes primordiales de la humanidad», afirma el purpurado.

Cuando así sucede, lamenta, «la vida social se adentra en las arenas movedizas de un relativismo absoluto. Entonces todo es negociable: incluso el primero de los derechos fundamentales, el de la vida».

«Cualquier tipo de ley que, directa o indirectamente obligara a ir contra la vida sería una ley doblemente irracional e inicua. Oremos para que siempre haya leyes justas y defensoras de la vida humana», exhorta el purpurado.