Benedicto XVI se solidariza con las víctimas de la explosión de la refinería de Amuay en Venezuela

El pontífice envió ayer un telegrama de pésame al presidente de la Conferencia Episcopal

| 1046 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 28 agosto 2012 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha enviado un telegrama de pésame por las numerosas víctimas de la explosión que tuvo lugar en la refinería petrolera de Amuay, Venezuela.

El telegrama fue enviado ayer por el papa, a través del secretario de Estado vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, dirigido al arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Rafael Padrón Sánchez.

En su telegrama, el pontífice se muestra "profundamente apenado por la noticia del grave accidente en la refinería de Amuay, estado Falcón, que ha provocado numerosas víctimas y daños materiales".

Así mismo, "ofrece sufragios al Señor por el eterno descanso de los fallecidos, al mismo tiempo que desea expresar su paternal cercanía espiritual a los heridos, así como a los damnificados y sus familiares".

En su mensaje, Benedicto XVI alienta también "a toda la comunidad civil y eclesial de Venezuela a prestar con caridad y espíritu de solidaridad cristiana la necesaria ayuda a cuantos han perdido sus hogares o sus bienes personales".

Con estos sentimientos, el santo padre "imparte a los afectados y a cuantos les socorren la confortadora bendición apostólica, como signo de afecto al querido pueblo venezolano".