Benedicto XVI se une al dolor de las víctimas en Líbano y pide paz y reconciliación

El metropolita Aude lamenta la bomba en el centro con tantas víctimas cuando Beirut soñaba con la paz

| 1217 hits

Por N. S. M.

ROMA, sábado 20 octubre 2012 (ZENIT.org).- Benedicto XVI, a través del cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, envió un telegrama a su beatitud Béchara Boutros Raï, patriarca de Antioquía de los Maronitas, Líbano, a raíz del atentado de ayer viernes en una zona comercial de Beirut que causó la muerte de ocho personas y numerosos heridos.

“Al tener noticia del terrible atentado en Beirut que ha provocado tantas víctimas --dice el texto- Su Santidad el Papa Benedicto XVI, se une con la oración al dolor y al duelo de las familias y a la tristeza de todos los libaneses. Confía las víctimas a Dios misericordioso, pidiéndole que las acoja en su luz. Manifiesta su profunda cercanía a los heridos y a sus familiares y suplica al Señor que los ayude y consuele en sus pruebas”.

“Como hizo durante su viaje apostólico en Líbano --añade--, el Santo Padre condena de nuevo la violencia que genera tantos sufrimientos y pide a Dios que de al Líbano y a toda la región el don de la paz y de la reconciliación”.

“De todo corazón, Su Santidad, invoca para las familias en duelo y para todos los libaneses la abundancia de bendiciones divinas”, concluye.

Por su parte, el metropolita de Beirut, monseñor Elias Aude, dijo este viernes: “No nos esperábamos lo que ha sucedido en Beirut, en las callejuelas [el casco antiguo de la ciudad]. Nos sentimos doloridos porque pensábamos que estábamos encaminados hacia una vida serena y estable, en la que cada uno trate de establecer la seguridad y mejorar la calidad de vida económica y humana”.

“Ruego a Dios para que de a los libaneses paciencia porque vivimos en constante temor por nuestros parientes y amigos”, concluyó.