Benedicto XVI se une al dolor por la pérdida del cardenal Suquía

El arzobispo emérito de Madrid falleció el jueves en su residencia de San Sebastián

| 782 hits

CIUDAD DEL VATICANO/INTROD, viernes, 14 julio 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI reconoce que está «profundamente entristecido por la muerte del querido cardenal Ángel Suquía Goicoechea, arzobispo emérito de Madrid, después de una larga enfermedad vivida con gran serenidad».



El purpurado falleció el jueves, en su residencia de San Sebastián (Zenit, 13 julio 2006), a la edad de 89 años. En estos momento se velan sus restos en la Cripta de la Catedral de la Almudena –abierta al público--, adonde fue trasladado anoche. Recibirá sepultura el sábado.

El Papa, en días de descanso en los Alpes italianos, ha enviado un telegrama al cardenal Antonio María Rouco Varela –arzobispo de Madrid— uniéndose al dolor de los fieles.

«Expreso mi más sentido pésame a usted y a toda esa querida archidiócesis –siguen las palabras de Benedicto XVI--. Me uno a todos para encomendar a la misericordia del Padre Celestial a este celoso pastor que con tanta caridad pastoral ha servido a su pueblo».

La «generosa e intensa labor ministerial» de monseñor Suquía, «primero como obispo de Almería, luego como obispo de Málaga, arzobispo de Santiago de Compostela, y más tarde como arzobispo de la archidiócesis de Madrid–Alcalá, siendo también durante algunos años presidente de la Conferencia Episcopal Española, testimonia su gran dedicación a la causa del Evangelio, a la vez que da prueba de su profundo amor a la Iglesia», reconoce el Santo Padre.

«En estos momentos de dolor en el que la comunidad eclesial de Madrid llora a su amado pastor, me es grato impartirles con afecto la confortadora bendición apostólica», concluye el telegrama, difundido en la mañana de este viernes por la Sala de Prensa de la Santa Sede.

«Pro vobis et pro multis» [«Por vosotros y por muchos»] fue el lema episcopal del cardenal Suquía, que él mismo interpretaba así: «mi corazón no tiene fronteras, y mis pies están prontos para nuevas andaduras».

Información adicional en www.archimadrid.es.