Bergoglio antes del cónclave quería ver la película 'Habemus papam'

Lo indicó e director de Canal 21 de Buenos Aires, en los 30 del CTV en la Asociación de Prensa Extranjera

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1905 hits

El cardenal arzobispo de buenos Jorge Mario Bergolio, antes de partir para el cónclave que lo eligió papa había recibido de regalo en DVD del film 'Habemus Papam' del director de cine italiano Nanni Moretti. Pero debido a la gran cantidad de empeños lo dejó para más adelante, al regreso de Roma, pensaba...

Lo indicó esta mañana el director general del Canal 21, Julio Rimoldi, en la conferencia a la que participó en la Asociación de Prensa Extranjera, con motivo de los 30 años de la fundación del Centro Televisivo Vaticano (CTV).

“Muchas veces --cuenta Rimoldi-- a Bergoglio le regalaban DVD clásicos, en blanco y negro o películas como 'La Vita e' Bella' de Roberto Begnini, y entonces Bergoglio me llamaba me preguntaba "¿puedo pasar por los estudios de tu emisora para verlo?" Esto, prosigue Rimoldi, debido a que Bergoglio en su casa no tenía televisión, “porque en el tiempo libre prefería rezar, leer o escuchar música”.

Y añadió que las diversas ocupaciones “no siempre le permitían venir a verlos y muchos se quedaron envueltos en el celofán”. El último que le había llegado era el 'Habemus papam'. “Quería verlo con calma, apenas regresaría a Buenos Aires después del cónclave”. Claro, ironizó Rimoldi, el Espíritu Santo decidió de otra manera...”.

La película Habemus papam, del 2011, del director Nanni Moreti, tiene como actores principales al mismo Moreti, que se presenta como el héroe del film, junto a Margarita Buy y a Pichel Piccoli que actua de pontífice.

Fue presentado en el 64 Festival de Cannes. La película obtuvo diversos reconocimientos. Como el European Film Award; 7 Cintas de Plata; y 3 David de Donatello. Cahiers du cinema lo eligió el mejor film de año.

El film cuenta un supuesto cónclave. El nuevo papa es elegido y sufre un ataque de pánico y depresión y termina en lo de un psicoanalista y su esposa, con todas las dificultades de ocultar la identidad de un papa. Al final logran desbloquearlo... pero no al punto de hacerle aceptar su encargo, por lo que el papa presenta su renuncia...

Un film en el que la imaginación no falta, baste pensar a un partido de volley que es jugado por los cardenales.. Filmado en el Palazzo Farnese, entretanto tienen aspectos escenográficos bien parecidos a los ambientes del Vaticano. 

Ver más sobre los 30 años del Centro Televisivo Vaticano y la reflexión del papa Francisco