Bolivia: El papel de la Iglesia ante el medio ambiente

Documento conclusivo de la XII Asamblea Nacional de la Pastoral Social Caritas

| 1069 hits

COCHABAMBA, domingo 3 junio 2012 (ZENIT.org).- Los representantes de la Pastoral Social Cáritas de Bolivia concluyeron días atrás la XII Asamblea Nacional, la que se llevó a cabo en la ciudad de Cochabamba. El tema tratado fue “Cambio climático y justicia”, cuyas líneas de trabajo estuvieron inspiradas en la Carta Pastoral de la Conferencia Episcopal Boliviana: “El Universo: Don de Dios para la Vida” publicada esta última con motivo de la Cuaresma 2012 (cf. www.zenit.org/article-41909?l=spanish).

Al final de la asamblea, los representantes de la pastoral social y Cáritas boliviana se pronunciaron a través de un Mensaje que recoge las reflexiones y compromisos emanados de tan importante cita.

En este documento dejan sentada su preocupación por la “mercantilización de los recursos naturales y la negación de la persona humana como centro del desarrollo”, así como por la expansión de “visiones de desarrollo en Bolivia que se colocan por encima de la protección de los recursos naturales y los derechos de los pueblos indígenas”.

Tambien ha sido motivo de reflexión los problemas sin resolver de contaminación ambiental, la explotación indiscriminada de minerales e hidrocarburos, el uso desmesurado de pesticidas y fertilizantes, así como la falta de cuidado de las áreas protegidas y de las reservas naturales.

El mensaje recoge la reafirmación de los agentes pastorales en Dios Padre Creador, que ha entregado a su Hijo como don para la humanidad para que tenga “vida y vida en abundancia” (Jn. 10,10), tal como cita el documento. Allí se destaca que de esta iniciativa divina emanan valores como la gratuidad, la responsabilidad, la solidaridad y la fraternidad. Los participantes son conscientes de que un auténtico desarrollo “garantiza la vida digna y plena de toda persona y de todas las personas, desde los principios del destino universal de los bienes, el bien común, la subsidiariedad y la justicia”, donde cada miembro de la Iglesia está llamado a asumir su responsabilidad de colaboración y preocupación por los dones de la creación.

Finalmente, el documento cierra con un compromiso público de ser “discípulos misioneros guardianes de la Creación”, que los lleve a anteponer en su trabajo los altos principios de la defensa de la vida, la protección del planeta y del ecosistema.

Con la voluntad de ser “signos de vida y esperanza en medio de nuestro pueblo”, los agentes sociales de la pastoral boliviana se comprometen así a promover modelos de desarrollo que lleven a satisfacer “las necesidades de las presentes generaciones, sin comprometer las de las futuras”.

El texto íntegro del documento puede leerse en: www.iglesiaviva.net/35-noticias/relevantes/1468-discipulos-misioneros-guardianes-de-la-creacion.html