Bolivia: los obispos están "perplejos" por los casos de corrupción y extorsión en el paí­s

En la apertura de la 97 Asamblea Plenaria, el presidente de la CEB invita a ayudar a los damnificados por las lluvias

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 415 hits

Ayer arrancó la 97 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), que tendrá lugar hasta el próximo día 1 de abril en la Casa Cardenal Maurer de la ciudad de Cochabamba. El acto inaugural contó con los discursos del presidente de la CEB, monseñor Oscar Aparicio, y del nuncio apostólico en Bolivia, monseñor Giambattista Diquattro.

En su intervención, monseñor Aparicio manifestó su consternación y “perplejidad” por los escándalos de corrupción en los que se ha visto involucrado el Gobierno en las últimas semanas, como es el caso de la red de extorsión a procesados por supuesto terrorismo.

“No podemos callar tampoco ante los casos de corrupción y extorsión que nos dejan perplejos y que se van destapando de forma progresiva. Es una verdadera pena que las esperanzas que tenía el pueblo boliviano, en una forma diferente de gobernar con honestidad, se vayan desmoronando poco a poco”, afirmó el prelado.

“Como sociedad, medios de comunicación, autoridades, organismos de justicia y la misma Iglesia, no podemos quedar tranquilos ante una situación social de desconfianza y corrupción”, añadió.

Es más, “hemos de hacer todo lo que esté de nuestra parte para que brille la verdad, ya que como afirma el evangelista Juan: ‘la verdad les hará libres’”, sostuvo el presidente de la CEB.

De cara a las elecciones previstas para finales de 2014, monseñor Aparicio pidió priorizar el bien común de la población y del país.

“Hacemos votos para que no sean los intereses partidarios, electorales e individualistas los que marquen las decisiones de la contienda, sino el interés de todos los pobladores de nuestra patria”, apuntó.

Asimismo destacó la necesidad de discutir las propuestas que tienen los diversos sectores de la población, sin acudir a la trampa y a la descalificación mutua.

“Ojalá tengamos un año electoral de respeto, de propuestas, de avance, justicia y democracia verdaderas”, insistió.

El presidente del episcopado boliviano también pidió que las autoridades muestren su sensibilidad con las víctimas de las inundaciones.

“Que esta cuaresma sea también para la limosna solidaria que sufren víctimas de los desastres naturales, especialmente las autoridades en todos los niveles del Estado Plurinacional están llamadas a ser especialmente sensibles a tanto dolor de tantos compatriotas”, indicó.

En otro orden de cosas, monseñor Aparicio agradeció al papa Francisco la próxima canonización de los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II que “serán ejemplos de santidad en el ejercicio del ministerio pastoral”.

Y, por último, deseó que “el Evangelio de Jesucristo sea nuestra alegría y que esta alegría sea contagiosa para todo el mundo”.

Por su parte, el  nuncio apostólico saludó a los miembros de la CEB y felicitó a los nuevos obispos electos por la Santa Sede. “Quiero agradecerles vivamente su presencia y su labor; (...) fortalecen con su compromiso pastoral el delicado y dedicado ministerio episcopal en la querida Madre Iglesia”, dijo monseñor Diquattro.

Entre los temas más relevantes de esta asamblea figuran la aprobación final del nuevo enfoque y directrices pastorales 2014–2018, el tratamiento de la pastoral indígena y el proceso de preparación al V Congreso Eucarístico Nacional, entre otros. Además, el día 1 de abril, el episcopado boliviano abordarán la coyuntura nacional y presentarán su mensaje al Pueblo de Dios en la rueda de prensa de clausura.

Este domingo, a las 7 horas, también tendrá lugar una celebración eucarística especial en la parroquia de San Pedro, que será concelebrada por todos los obispos de Bolivia. En esta misa se presentará el documento de orientaciones pastorales 2014–2018.