«Boom» de las emisoras radiofónicas católicas en Europa

Conferencia Europea de Radios Cristianas en Madrid

| 312 hits

MADRID, 17 nov (ZENIT.org).- Evangelización, promoción de los derechos humanos, atención a las inquietudes de la gente... Sobre estos temas están dialogando en Madrid, del 16 al 19 de noviembre, los miembros de la Conferencia Europea de Radios Cristianas (CERC), una organización nacida en 1994 pero que cuenta ya con 650 emisoras.



La fuerza e influencia de la Conferencia es tal que ya ha participado en las sesiones del Consejo de Europa en calidad de organización no gubernamental.

Uno de los grandes promotores de esta iniciativa ha sido el padre Federico Lombardi, director de programación de Radio Vaticano. En esta entrevista, cuenta detalles sobre sus orígenes y objetivos.

--Cómo nace la Conferencia Europea de Radios Cristianas.

--Federico Lombardi: Nació para tratar de establecer una colaboración y una coordinación estable entre las radios cristianas en Europa (en su mayoría, hasta ahora, son radios católicas). Para alcanzar este objetivo, trata tener relaciones concretas con las instituciones europeas: el Consejo de Europa, el Parlamento europeo, etc. De este modo, quiere presentar la realidad de estas radios como algo que no es estrictamente confesional, sino más bien como propuesta de un nuevo humanismo.

Por tanto, afrontan temas como los derechos del hombre y la democracia, la importancia de las instituciones europeas para la tolerancia, la libertad y el derecho, siempre en relación con una visión cristiana del hombre, son temas centrales en estos coloquios.

--En este amplio abanico de realidades, «Radio Vaticano», a quien usted ha representado en muchos coloquios de este tipo, desempeña un papel curioso pues es la radio de un Estado europeo singular.

--Federico Lombardi: Efectivamente, «Radio Vaticano» en cuanto tal, no es un miembro de la Conferencia Europea de Radios Cristianas, pues no es una radio europea, sino una radio con una vocación universal y tiene un planteamiento muy particular. Ahora bien, «Radio Vaticano» colabora prácticamente con todas las emisoras que son miembros de la Conferencia, poniendo a disposición material sobre los acontecimientos vaticanos y papales, ofreciendo al alcance nuestros programas para que sean retransmitidos, apoyando a sus corresponsales en Roma. Obviamente la enseñanza de la Iglesia y el magisterio de Juan Pablo II dan una contribución esencial y nos sentimos por tanto perfectamente integrados en este tipo de servicio.

--¿Cuál es el futuro que prevé para esta asociación?

--Federico Lombardi: Es una asociación que está creciendo rapidísimamente. Nació hace seis años por iniciativa de cuatro emisoras o grupos: las redes de cadenas radiofónicas católicas de España, COPE; de Francia, CRF; de Italia, CORALLO; y «Radio Renascença» de Portugal. Se trata de cuatro naciones latinas y europeas en las que la Radio católica tenía más tradición.

Ahora bien, la Conferencia se abrió inmediatamente a otros horizontes más amplios: hacia el Este de Europa, en donde en los últimos diez años han nacido muchísimas radios católicas o cristianas.

Se está abriendo también al gran ámbito del idioma alemán, donde comienzan a nacer ahora emisoras católicas diocesanas. Al mismo tiempo, se ha comenzado una colaboración interesante para ayudar a las radios de África.

Los horizontes, por tanto, son muy vastos, pues hay un enorme dinamismo en la radio católica y cristiana del continente.