Brasil: Iglesias cristianas reconocen mutuamente el bautismo

| 3124 hits

SAO PAULO, martes, 20 noviembre 2007 (ZENIT.org).- Las Iglesias Católica, Anglicana de Brasil, Luterana en Brasil, Presbiteriana Unida de Brasil y la Iglesia Siro-Ortodoxa de Antioquía firmaron el pasado 15 de noviembre una declaración de «Reconocimiento Mutuo sobre la Administración del Sacramento del Bautismo».



La ceremonia de la firma de la declaración se realizó en Sao Paulo, en el Monasterio de San Benito, en el marco de la conmemoración de los 25 años del Consejo Nacional de las Iglesias Cristianas (CONIC), de Brasil. Representando a la Iglesia Católica, participó monseñor Geraldo Lyrio Rocha, presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil (CNBB).

En el documento, las Iglesias afirman que aceptan que «el Bautismo fue instituido por Jesucristo y es fundamentalmente dádiva gratuita de Dios al bautizando, vinculándolo a la muerte y resurrección de Cristo (Romanos 6, 3-6), para perdón de los pecados y una nueva vida. Esa dádiva de Dios es recibida en Fe».

Señalan también: «anunciamos que el Espíritu Santo descendió sobre Jesús en su Bautismo, descendió y desciende también hoy sobre la Iglesia, haciéndola comunidad del Espíritu Santo que, en testimonio, servicio y comunión fraterna, proclama su Reino».

«Aceptamos el Bautismo como vínculo básico de la unidad que nos es dada por la fe en el mismo Señor».

«Aceptamos el Bautismo en la dimensión irrepetible de nuestra consagración en Cristo para la edificación de su Cuerpo, con vistas a nuestro crecimiento hacia la perfecta madurez, a medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Efesios 4, 13)».


El texto conjunto reconoce también: «Administramos el Bautismo con agua y en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, para remisión de los pecados, de acuerdo con la intención y la orden de Cristo (Mateo 28, 18-20). Con este mutuo reconocimiento, excluimos la posibilidad del “rebautismo”, en caso de paso de miembros de una confesión a otra».

«Damos gracias a Dios por este vínculo básico de unidad que nos es dado, pedimos la asistencia del Espíritu Santo para superar las divisiones, y nos comprometemos a proseguir en el camino hacia la perfecta unidad cristiana», dice la declaración difundida por el CONIC.


Además de monseñor Geraldo Lyrio, firmaron el documento Don Maurício de Andrade, de la Iglesia Episcopal Anglicana de Brasil; el profesor Walter Altmann, de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Brasil; el profesor Manoel de Souza Miranda, de la Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil; y monseñor Antônio Nakkoud, de la Iglesia Siro-ortododoxa de Antioquía.