Brasil: La Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia

Inaugurada la Asamblea General de la Conferencia Episcopal

| 964 hits

Por Maria Emília Marega

ROMA, jueves 19 abril 2012 (ZENIT.org).- Fue inaugurada este miércoles la 50 Asamblea General de la Conferencia Episcopal de Brasil (CNBB), en la ciudad de Aparecida, São Paulo. El tema central del encuentro es “La Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia”.

“Queremos que la Palabra de Dios sea asumida y proclamada en todas nuestras comunidades, parroquias y diócesis”, afirmó el secretario general de la CNBB, monseñor Leonardo Steiner, en una nota divulgada por la asesoría de prensa.

Además del tema central propuesto, la CNBB destaca la exposición de las Comisiones para la Amazonia y de Acción Misionera. Otros asuntos en el orden del día son: 20 años del catecismo de la Iglesia Católica, el Fondo de Solidaridad y las elecciones para delegados del Sínodo de los Obispos, que abordará asuntos referentes a la Nueva Evangelización.

La Asamblea contará con dos momentos solemnes. El primero, este jueves, recordando el jubileo de las 50 asambleas generales realizadas por el Episcopado brasileño. El segundo, el próximo 23 de abril, será dedicado al jubileo de los 50 años del inicio de los trabajos del Concilio Vaticano II.

Otro asunto que será discutido durante la 50 Asamblea será el Año de la Fe, que empieza en octubre. El penúltimo día, los obispos recibirán informaciones sobre la Jornada Mundial de la Juventud que se realizará del 23 al 28 de julio en la ciudad de Río de Janeiro.

En la ceremonia de apertura, estuvieron presentes el prefecto de Aparecida, Antônio Márcio de Siqueira, y el rector del Santuario Nacional, padre Darci Nicioli.

La Archidiócesis de Aparecida informó que el cardenal arzobispo de Aparecida y presidente de la CNBB, Raymundo Damasceno Assis, hizo un saludo y recordó el primer encuentro del Episcopado en Belém, en el mes de agosto de 1954. Discurrió sobre el camino recorrido en estas últimas décadas, agradeció a todos los que prepararon el encuentro y pidió la luz del Espíritu Santo para la realización del mismo.