Buscando a la consorte que no existe

China: 30 millones más de hombres que de mujeres. Por la política del hijo único aumenta la prostitución y tráfico sexual

Roma, (Zenit.org) Antonio Gaspari | 927 hits

En China la política del hijo único ha reducido el número de las mujeres y está haciendo explotar el fenómeno del tráfico sexual y de la prostitución

El Population Research Institute, ha publicado el 24 de junio un servicio firmado por Anne Roback Morse, que contiene informaciones del Trafficking in Persons Report del Departamento de Estado de Estados Unidos. Allí se constata que en la lista de países China bajó en la calificación sobre tráfico de personas y se ha vuelto un país destinatario del tráfico de personas con finalidad sexual.

Según el Departamento de Estado de EEUU, la política del hijo único adoptada hace 33 años en China, es la causa principal del incremento del tráfico sexual y de la prostitución en el interior del país.

La política del hijo único ha obligado a millones de parejas chinas a elegir si tener un hijo hombre o mujer, y la mayoría eligieron un hijo hombre. A millones las hijas mujeres no les fue permitido nacer y se practicaron abortos selectivo contra las niñas.

Actualmente hay 30 millones de hombres más que de mujeres. Ese número significa una población semejante al número de mujeres que hay en California, Texas y Pennsylvania juntas. Basta imaginar que si las mujeres de estos tres estados desaparecieran, los hombres viajarían para buscar a las mujeres.

La política del hijo único en China borró al menos 37 millones de niñas. Es evidente que la falta de mujeres ha producido un incremento del fenómeno del tráfico sexual y de la prostitución y se han verificado secuestros de mujeres en las zonas rurales hacia las ciudades. El crimen organizado está 'exportando' mujeres de otros países hacia China. Mujeres provenientes de Rusia, Europa, África y desde el continente américano fueron secuestradas, compradas, engañadas, y llevadas a Asia para cubrir la falta de 37 millones de mujeres.

Estos tristes datos son uno de los tantos motivos por los cuales la política del hijo único debería ser abolida...