Calendario de celebraciones de Semana Santa presididas por Juan Pablo II

El Jueves Santo firmará la Encíclica sobre la Eucaristía

| 348 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 4 abril 2003 (ZENIT.org).- La Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Santo Padre ha difundido el calendario de las celebraciones que presidirá Juan Pablo II en Semana Santa, días en que la Iglesia celebra los misterios de la salvación.



El Domingo de Ramos, 13 de abril, el Santo Padre bendecirá los ramos de olivo y al término de la procesión celebrará la Santa Misa de la Pasión del Señor en la Plaza de San Pedro en el Vaticano a las 10 de la mañana.

Será también cuando el Papa se encuentre con los jóvenes participantes de la XVIII Jornada Mundial de la Juventud, cuyo tema este año es «¡Ahí tienes a tu Madre! (Jn 19, 27)» .

El jueves 17 de abril, a las 9.30 horas, el Papa presidirá en la Basílica de San Pedro la celebración de la Santa Misa Crismal con los cardenales, obispos y sacerdotes (diocesanos y religiosos) presentes en Roma, como signo de la estrecha comunión entre el Pastor de la Iglesia universal y sus hermanos en el sacerdocio ministerial.

Encíclica sobre la Eucaristía

En la tarde del Jueves Santo dará comienzo el Triduo Pascual de la Pasión y Resurrección del Señor, momento culminante del año litúrgico, con la Misa de la Cena del Señor.

Juan Pablo II presidirá a las 17.30 horas en la Basílica vaticana la concelebración de la Santa Misa de la Cena del Señor.

Después de la homilía, tendrá lugar el rito del lavatorio de los pies a doce presbíteros. Durante ese momento, se hará la colecta entre los presentes a favor de la población afectada por la guerra de Irak y se presentará al Papa en el ofertorio.

Este año, durante los oficios del Jueves Santo, Juan Pablo II firmará –como anunció el domingo pasado antes del rezo del Ángelus— su encíclica dedicada a la Eucaristía.

El Via Crucis del Papa

El Viernes Santo, 18 de abril, el Santo Padre presidirá la celebración de la Pasión del Señor en la Basílica de San Pedro a las 17.00 horas.

Se trasladará posteriormente al Coliseo para presidir a las 21.15 horas el «Via Crucis», cuyo texto redactó y predicó él mismo ante Pablo VI y la curia romana en 1976, siendo arzobispo de Cracovia.

Aquellas meditaciones –explicó en un comunicado el obispo Piero Marini, Maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias— se publicaron en 1977 bajo el emblemático título «Signo de contradicción» (cf. Lc 2, 34) y en 2001 en su segunda edición.

«Mientras el Santo Padre pensaba en el Via Crucis 2003, el mundo estaba turbado» por las noticias de la amenaza de un inminente conflicto bélico», explicó el prelado.

«De nuevo Jesús, “Príncipe de la paz” (cf. Is 9, 5), se convertía en “signo de contradicción”: a su ofrecimiento de amor el mundo respondió con el odio».

El Santo Padre «intentó eliminar el peligro de la guerra con su voz libre y fuerte, con múltiples iniciativas diplomáticas, sobre todo con el ayuno, con la oración y con el recurso confiado a la Virgen», recordó monseñor Marini al presentar el Via Crucis del Papa.

Sin embargo, «la advertencia angustiada del Santo Padre no fue escuchada: el 20 de marzo estalló, devastadora, la guerra. El texto de 1976 no ha sido modificado. Era y es trágicamente actual», confirmó.

«La tierra se ha convertido en un cementerio –escribió el Papa--. Cuántos hombres, muchos sepulcros. Un gran planeta de tumbas (...); entre todas las sepulturas distribuidas en los continentes de nuestro planeta, hay una en la cual el Hijo de Dios, el hombre Jesucristo, venció la muerte con la muerte».

El sábado 19 de abril se celebrará la Vigilia Pascual, en la que se conmemora la noche santa en la que Cristo resucitó. Es la noche en que la Iglesia permanece a la espera de la Resurrección del Señor y la celebra con los sacramentos de la iniciación cristiana.

A las 20.00 horas, el Santo Padre bendecirá el fuego en el atrio de la Basílica de San Pedro. Tras la entrada procesional en la Basílica con el cirio pascual y el canto del «Exultet», presidirá la Liturgia de la Palabra, la Liturgia Bautismal y la Liturgia Eucarística.

El Domingo de Resurrección, 20 de abril, a las 10.30 horas, Juan Pablo celebrará la Santa Misa en el sagrado de la Basílica de San Pedro (en el exterior) e impartirá la Bendición «Urbi et Orbi».