Calendario de encuentros para el Sínodo sobre Oriente Medio

Del 10 al 24 de octubre próximos a Roma en la sala Pío X

| 1237 hits

ROMA, jueves 23 de septiembre de 2010 (ZENIT.org).- Una exposición multimedia con imágenes de la vida cotidiana de los de los cristianos en Tierra Santa, Irán y la Península arábica y un intenso calendario de encuentros con obispos, religiosos, escritores, periodistas y otros expertos en Oriente Medio, son las actividades relacionadas con el Sínodo que tendrán lugar en octubre en Roma.

Esta iniciativa, con el título “Miradas a los cristianos de Oriente Medio”, fue presentada hoy jueves en Roma, en la sede de la Acción Católica italiana. Está promovida por la Custodia de Tierra Santa y por Edizioni Terra Santa, en colaboración con la Acción Católica italiana y la FIAC (Forum Internacional de Acción Católica), el UCSI (Unión católica de la prensa italiana) Lazio, Pax Christi Italia, CIMI (Conferencia de los Institutos Misioneros Italianos) y la Fundación Juan Pablo II.

"La Asamblea especial del Sínodo de los obispos para Oriente Medio – afirmó el padre Giuseppe Ferrari, delegado italiano de la Custodia de Tierra Santa, durante la rueda de prensa - representa la ocasión de un viaje especial a los orígenes de la historia cristiana, en una región compleja y muy variada”.

Oriente Medio es “una especie de 'concentrado' de los problemas de la Iglesia universal. Hay sobre el tapete cuestiones eclesiológicas – jurisdicción entre patriarcados, Iglesias y ritos diversos –, interreligiosas como las relaciones con las confesiones abramíticas, y socio-políticas a partir de los conflictos y los derechos de las minorías”.

Por esta razón, añadió Ferrari “el ‘viaje’ que el Santo Padre ha invitado a emprender será una ocasión importante de puesta en común, encuentro y reflexión sobre los retos y las esperanzas que tocan a esas Iglesias y las comunidades cristianas que viven allí”.

“La Acción católica, promoviendo esta iniciativa, hace suyo el lema del Sínodo: comprometerse por los cristianos de Tierra Santa y de Oriente Medio, junto a muchas realidades que trabajan allí, 'con un solo corazón y una sola alma'”, declaró Chiara Finocchietti, vicepresidenta nacional del Sector Juvenil de AC y responsable de Jóvenes en la FIAC.

“La Acción católica – prosiguió Chiara Finocchietti – tiene inscrito en su DNA la amistad con Tierra Santa, vínculo que se concreta en la comunión espiritual, en la oración y en la amistad, pero más concretamente, en favorecer ocasiones y posibilidades de encuentro con la Iglesia de Tierra santa”.

“En una era que nos ha dado la impresión, a través de la comunicación global, de que lo sabemos y lo conocemos todo – afirmó Giuseppe Caffulli, director de Edizioni Terra Santa - el Sínodo ofrecerá a los cristianos de Occidente la posibilidad de entrar en contacto con la experiencia de la pluralidad desconocida y de la riqueza, en gran parte ignorada, de la tradición oriental”.

“Las ediciones de la Custodia de Tierra Santa – concluyó – han pretendido hacer precisamente esto con la exposición fotográfica y las dos semanas de encuentros que hoy se presentan: ofrecer a todos los creyentes que quieran una ocasión para reforzar los vínculos con los creyentes a menudo olvidados de la Tierra del Santo".

En la iniciativa intervendrán, entre otros: fray Giambattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa; monseñor Nikola Eterović, secretario del Sínodo de los obispos, Su Beatitud Fouad Twal, Patriarca de Jerusalén de los Latinos, monseñor Cyril Vasil’, secretario de la Congregación para las Iglesias orientales, y Su Beatitud Michel Sabbah, Patriarca emérito de Jerusalén de los Latinos.

Se dedicarán dos conferencias a Jordania y a Iraq, mientras que las demás tratarán sobre las actividades de educación y asistencia llevadas adelante por las instituciones cristianas en Oriente Medio, al conocimiento de iniciativas de economía solidaria, y a la importancia de la peregrinación para apoyar a las comunidades cristianas locales.

Dos de los encuentros se dedicarán también al recuerdo de monseñor Luigi Padovese, vicario apostólico en Anatolia asesinado el pasado junio, y al padre Michele Piccirillo, arqueólogo franciscano recientemente desaparecido, al que se deben muchos preciosos descubrimientos en Tierra Santa.

Por Chiara Santomiero, traducción del italiano por Inma Álvarez