Camboya: los salesianos piden ayuda tras la tormenta Ketsana

Las cosechas podrían haberse perdido por las inundaciones

| 1244 hits

KOMPONG THOM, miércoles, 7 octubre 2009 (ZENIT.org).- La iglesia y numerosas familias campesinas de Kompung Thom sufren las inundaciones que originó la tormenta tropical Ketsana, según informan los salesianos que actúan en el país.

El padre Nget Viney, sacerdote diocesano encargado de las comunidades católicas de Kompong Kor, Preksbov y Kompong Rotes, en la provincia de Kompong Thom, cerca de 200 kilómetros al norte de Phnom Penh, informó que sus tres comunidades sufren inundaciones como consecuencia del paso de la tormenta tropical Ketsana que afectó a esa región del país el pasado fin de semana.

Según informa a ZENIT el centro salesiano de Sihanoukville, el padre Viney, que vive en el área y se comunicó con el centro de comunicaciones de la Iglesia en la capital por teléfono, informó que el agua alcanzó alturas entre 1 y 2 metros y que las familias de las aldeas más afectadas tuvieron que desplazarse con sus pocos enseres a sitios más altos.

Pero el principal problema es que escasean los alimentos en la región, pues la tormenta destruyó cultivos, mientras el precio del arroz subió precipitadamente de 300 rieles (equivalentes a 0,1 centavos de dólar) a 500 rieles (0,2 centavos de dólar) el kilo.

“He intentado pedir auxilio especialmente a mis amigos, a los que conozco y estoy a la espera de ello”, dijo el sacerdote diocesano camboyano.

La provincia de Kompong Thom es una región esencialmente agraria y depende en gran medida del cultivo del arroz. La tormenta tropical Ketsana, que hizo grandes estragos en Filipinas, afectó también a la península Indochina.

Vietnam recibió sus embates en las provincias centrales, desde donde pasaron a Camboya y Laos. Ha sido la primera vez que Camboya sufre este tipo de fenómenos con vientos que superaron los 130 kilómetros por hora. Las provincias más golpeadas fueron Ratanakirí y Kompung Thom en donde murieron 15 personas, mientras que un número aproximado de mil familias se vieron directamente afectadas por el vendaval.

“La mayoría de estos aldeanos son campesinos. Cada año, entre octubre y noviembre, tienen problemas porque el arroz se hace escaso. Ahora bien, si hay una inundación como esta, me temo que no tendrán nada que comer el próximo año. Porque los campos de arroz fueron destruidos por el huracán”, explicó el sacerdote.

Kompung Thom pertenece a la vicaría del mismo nombre que dirige el obispo Antonysamy Susairaj.

En la actualidad, Camboya cuenta con un total de trece religiosos de la Congregación de Don Bosco, distribuidos en tres comunidades: Poipet, Phnom Penh y Sihanoukville.

Las obras de Camboya están bajo la administración de la provincia salesiana de Bangkok, en Tailandia.

La congregación cuenta con dos escuelas técnicas Don Bosco, en Phnom Penh y en Sihanoukville, y el centro Infantil Don Bosco en Poipet.

Para más información sobre los salesianos en Camboya: www.donboscosihanoukville.org, www.donboscokhmer.org, www.donboscohotelschool.com