"Caminamos con el pueblo de Oklahoma en su recuperación"

Cercanía del arzobispo Coakley con su pueblo

Lima, (Zenit.org) Redacción | 443 hits

Como se viene informando, el 19 y de 20 de mayo una serie de devastadores tornados arrasaron el centro del estado de Oklahoma en los Estados Unidos de América, lo que que terminó en una tormenta de EF-4 grados de magnitud que azotó Moore, al centro-sur del estado, lo que ha arrancado casas y levantado automóviles, además de destrozar al menos dos colegios.

Al menos veinticuatro personas, nueve de ellas niños, han muerto a causa del tornado gigantesco. Fuentes hospitalarias han cifrado en 145 el número de heridos, de los cuales 70 son menores.

Cercanía del pastor

Por su parte el arzobispo de Oklahoma City, monseñor Paul S. Coakley, dijo que los miembros de la archidiócesis están agradecidos por las oraciones y el apoyo que han recibido de personas de todo el mundo. En una nota difundida por su oficina de prensa, el prelado aseguró a las víctimas de los tornados que los fieles de Oklahoma y él, caminarán con ellos no solo en los siguientes días, sino a través de las semanas, meses y años de la reconstrucción por venir.

"Nuestra primera preocupación es por las víctimas que han perdido sus vidas o sus seres queridos y han sufrido lesiones o pérdida de la propiedad", dijo el arzobispo Coakley. "Estamos emocionados por los esfuerzos de los socorristas que han dispuesto sus vidas en espera de ayudar en este momento de necesidad. Les debemos una deuda de gratitud y les aseguramos nuestras oraciones".

Ante la magnitud del desastre, les aseguró que tan pronto como sea posible, llegaría hasta Moore para ayudar y ofrecer alivio y consuelo a cualquiera que pueda necesitar de él.

Solidaridad con Oklahoma

"La oficina de Caridades Católicas y nosotros, como una sola archidiócesis, trabajaremos con muchos otros para garantizar una respuesta completa no solo a las necesidades inmediatas de las personas afectadas por las tormentas violentas, sino también para sus necesidades a largo plazo mientras reconstruyen sus vidas", aseguró el prelado.

Informó y agradeció también porque la archidiócesis de Oklahoma City ha recibido muchísimas solicitudes y ofrecimientos de oraciones de personas de todo el país y alrededor del mundo, entre ellos las del santo padre Francisco, el nuncio apostólico en EEUU, arzobispo Carlo María Viganó y del cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

La oficina de Caridades Católicas de Oklahoma City está aceptando donaciones en el siguiente enlace: https://ccokc.ejoinme.org/?tabid=406485