Campaña 2002 de Manos Unidas contra el hambre

El cardenal de Madrid invita a la generosidad

| 824 hits

MADRID, 7 febrero 2002 (ZENIT.org).- «Si quieres la paz, rechaza la violencia» es el lema de la Campaña de Manos Unidas para este año 2002.



La ONG católica quiere con esta iniciativa «profundizar en los conflictos olvidados, abrir las puertas a la esperanza, a la paz como único medio para acabar con el hambre, la desigualdad, la ignorancia, la discriminación, la injusticia y sus causas».

La Campaña fue sido presentada este miércoles con el testimonio del obispo de Malanje, en Angola, monseñor Luis María Pérez de Onraita. Angola es un país en guerra desde hace tres décadas y el prelado relató sus experiencias del problema de la violencia vivida a diario.

Presentaron también la campaña Chema Caballero, misionero javeriano, que trabaja en la reinserción de niños soldados en Sierra Leona, uno de los países más pobres del mundo.

Junto a ellos intervino la presidenta de Manos Unidas, Ana Álvarez de Lara, quien ofreció los resultados económicos provisionales del pasado año y otros datos sobre Manos Unidas.
En el año 2000 la recaudación fue de 45.490.606 euros (39.472.199 dólares).

Los proyectos de Manos Unidas atienden a cinco prioridades: promoción agrícola, promoción educativa, promoción de la mujer, promoción sanitaria y promoción social en países de África, América Latina y Asia.

Durante el año 2000 Manos Unidas ha financiado 947 proyectos de desarrollo en 64 países del Tercer Mundo.

El cardenal Antonio Mª Rouco Varela, arzobispo de Madrid, invitó este miércoles a sus diocesanos a ser generosos en la Campaña de Manos Unidas y que tendrá sus momentos más destacados este viernes, con el día del ayuno voluntario, y el domingo, con la colecta en las parroquias para acabar con el hambre en el mundo.